-    Escrito por sebastian

Alcoholismo, un problema social

 el-alcoholismo-del-gato.jpg

El alcoholismo constituye un grave problema sanitario y sus complicaciones neurológicas son una causa frecuente de ingreso al hospital. Se trata de una enfermedad crónica, progresiva que registra una morbimortalidad aumentada en relación a la de la población general.

No existe una definición única que contemple todos los aspectos de esta enfermedad, pero se puede considerar alcoholista a aquel individuo que abusa de alcohol y genera dependencia del mismo.

La dependencia física está definida por la aparición de signos de tolerancia y abstinencia. Tolerancia se define como la necesidad de aumentar la cantidad de alcohol ingerida para producir el mismo efecto, o como disminución del efecto del alcohol cuando se utiliza la misma dosis.

Abstinencia es el desarrollo de manifestaciones clínicas al suspender o reducir el consumo de alcohol, las cuales mejoran con la ingestión de éste.