Escrito por Tendenzias

Angina de pecho

 cor4.jpg

Aunque la prevalencia actual en no está todavía bien definida, constituye probablemente la presentación clínica de la enfermedad coronaria con la que el médico de familia va a tener que enfrentarse más a menudo.

Se define como un dolor o molestia en la región precordial causado por isquemia miocárdica, sin llegar a producir necrosis. La descripción de Heberden en 1768, del dolor de carácter constrictivo, con sensación de estrangulamiento, localización retroesternal e irradiación al brazo izquierdo sigue en vigor y, aunque ha pasado mucho tiempo y se han producido grandes avances tecnológicos, el diagnóstico de esta entidad sigue siendo eminentemente clínico. Un buen interrogatorio no debe ser sustituido por ninguna exploración complementaria para llegar al diagnóstico.

Características del dolor anginoso, tipo de dolor: suele ser de carácter opresivo, como un «peso», o de tipo constrictivo, que el paciente señala como una «garra» en el centro del pecho.

Localización e irradiación: precordial, retroesternal. Puede irradiar a hombros y brazos, especialmente el izquierdo, por la región cubital, muñeca, cuello, maxilar inferior (simulando una odontalgia) y más raramente a escápula y epigastrio («indigestión»).

Duración: dura unos minutos. Si dura más de 20-30 minutos hay que considerar la posibilidad de un infarto agudo de miocardio, aunque puede tratarse de una angina prolongada.

Factores desencadenantes: esfuerzo, emociones, comidas copiosas y, en general, cualquier situación que provoque un aumento del consumo miocárdico de oxígeno. El frío y especialmente caminar con viento de cara son desencadenantes habituales de la angina de pecho.