Escrito por Tendenzias

Cómo detectar si sufres de la enfermedad del beso

La Mononucleosis Infecciosa es conocida como la enfermedad del beso capaz de provocar una serie de malestares y dolores interminables. A continuación te presentamos los primeros indicios para detectar este tipo de enfermedades.

La Mononucleosis Infecciosa no es una enfermedad de mayor gravedad pero de todos modos es capaz de provocar fuertes dolores y malestares físicos en todo el cuerpo. Se trata de una infección que ataca únicamente al cuerpo humano y se transmite curiosamente a través de la saliva que se intercambia en el beso de la pareja.

Los síntomas de la Mononucleosis Infecciosa no tardan en saltar a la vista, sumando un aglomerado de enfermedades y malestares que se presentan de manera progresiva. El primer síntoma es el dolor de cabeza y fiebre, que va acompañada de una severa inflamación a las amígdalas.

De presentarse estos dos rasgos, tiene motivos suficientes para ir pensando que padece de la fiebre del beso, con mayor razón si la inflamación llega a los ganglios de todo el cuerpo (especialmente en el hígado y el brazo). Lo más conveniente en este caso es recurrir al médico y solicitar un tratamiento oportuno para acabar con los malestares de forma inmediata.

Es importante mencionar que la transmisión de la Mononucleosis Infecciosa también puede producirse por las transfusiones de sangre. El tiempo de malestares puede extenderse increíblemente en un periodo de incubación del virus que va entre 30 a 50 días. El grupo más propenso a sufrir de la enfermedad del beso son los adolescentes y adultos jóvenes (aproximadamente entre 12 a 40 años).

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos