-    Escrito por sebastian

Control y seguimiento de los pacientes artrósicos

ancianos.jpg

Las visitas se programarán según el grado de control de los síntomas. Es deseable iniciar un programa básico de educación sanitaria que puede ser llevado a cabo por el personal de enfermería cuyos contenidos principales serían las medidas higiénicas, los ejercicios indicados, el seguimiento del tratamiento y la detección de efectos secundarios. Dado que es importante no medicalizar en exceso este tipo de pacientes debería intentarse espaciar el control médico a una visita anual, salvo que la evolución clínica requiera un seguimiento más estrecho.

En esta evaluación anual debe efectuarse una exploración completa de todas las articulaciones y la valoración del tratamiento y medidas de apoyo. Si el paciente sigue un tratamiento farmacológico asiduamente debe paracticarse una analítica que comprenda hemograma, ionograma, función hepática y renal.

La mayoría de pacientes artrósicos pueden ser controlados en Atención Primaria sin requerir derivaciones a otros niveles asistenciales. Las indicaciones principales de derivación serían:

1. Problemas de diagnóstico diferencial.
2. Determinados casos de artrosis secundarias.
3. Cuando por las características del cuadro o por la situación del paciente se requieran medidas de rehabilitación fuera del alcance de los centros de Atención Primaria.
4. Evaluación quirúrgica.