-    Escrito por maria

El sueño que promueve la emoción positiva

Según una investigación de la Universidad de California, la siesta podría mejorar la sensibilidad de nuestro cerebro hacia las emociones positivas. El estudio concluye quelas siestas en las que el sueño pasa por la fase REM (movimientos de ojo rápido) refrescan la sensibilidad del cerebro para evaluar emociones humanas. Esto se debe a que disminuye el sesgo negativo y se amplía el reconocimiento de las emociones positivas.

El lado emocional del cerebro no se mantiene igual durante el día, más bien presenta cambios en las reacciones emocionales. Las siestas con la fase REM ayudan a modificar las emociones. En el estudio, un grupo de individuos durmió la siesta entre 60 y 90 minutos. Ellos aumentaron su receptividad ante la expresión facial de la felicidad. El grupo que no durmió la siesta en el día mostró mayor reacción ante el miedo y la ira.

Esta investigación apunta la importancia del sueño para los procesos del cerebro tanto psicológicos y sociales. Incluso muestra que el sueño es beneficioso para la adaptación emocional, la estabilidad profesional y mental, pues las interacciones sociales se basan en el reconocimiento adecuado de las expresiones emocionales en el rostro.

Artículos relacionados
¿Cómo afecta el alcohol al sueño?

¿Cómo afecta el alcohol al sueño?

Descansar, la importancia de dormir

Descansar, la importancia de dormir

Los beneficios de la siesta

Los beneficios de la siesta

Insomnio y terapias alternativas

Insomnio y terapias alternativas