-    Escrito por administrador

Hematospermia

La enfermedad conocida como hematospermia, también llamada hemospermia, consiste en la presencia de sangre en el semen después de la eyaculación. Se debe aclarar que no tiene porque ser detectable, sino que por el contrario se suele ver solo a través del microscopio o mediante estudios, sin descartar que puede llegar a ser visible en el fluido de la eyaculación a simple vista. La hematospermia se puede desarrollar debido a una infección, a un traumatismo, una inflamación o por obstrucción. También puede ser señal de otra enfermedad dentro de cualquier parte del aparato reproductor masculino, como puede ser la uretra, testículos, epidídimo y o bien de las vesículas seminales o de la próstata.

Presencia de sangre en el semenHay casos en los cuales se presenta sangre de forma espontanea y así también puede desaparecer, pero es recomendable que se consulte un médico lo antes posible en caso de notar que persiste la presencia de sangre. Así también son recomendables los chequeos que incluyan un examen para ver si existe hematospermia ya que como mencionamos anteriormente puede no ser visible y sin embargo haber presencia de sangre en el semen

Principales Síntomas

Dentro de los síntomas más habituales podemos encontrar:

  • Dolor mientras se orina
  • La presencia de sangre también en la orina
  • Eyaculación con dolor
  • Dolor al defecar
  • Sensibilidad extrema y dolor en la zona externa del escroto
  • Dolor en la zona de la ingle y/o espalda
  • Problemas de próstata
  • Y en ocasiones también se presenta fiebre y escalofríos como posible síntoma de la enfermedad

Ante la aparición de cualquiera de estos síntomas es muy aconsejable consultar un medico y realizarnos una serie de pruebas un chequeo, ya que algunos de estos problemas pueden no ser nada grave o estar asociados a otra enfermedad.

La hematospermia debe ser tratada por un especialista

Posibles causa y tratamientos

El tratamiento de este padecimiento, por lógica, va a estar intrínsecamente vinculado a la causa que lo produce, ya que no es lo mismo padecerla por una inflamación o una infección, que por alguna enfermedad relacionada con la vesícula, la aparición de quistes o la elevada tensión arterial, o el padecimiento de alguna enfermedad de transmisión sexual.

Es muy importante, de cara a su diagnóstico, verificar como el paciente ha detectado sangre después de la eyaculación, ya que esta puede provenir de su pareja si esta está en período de menstruación o pudiera tener alguna lesión interna. Para esto debe recogerse una muestra y que el especialista la mande a analizar. También es importante conocer si ha habido cirugías previas o biopsias de la próstata, ya que estas pueden provocarla temporalmente.

Se suele diagnosticar mediante ecografías de la próstata o con la utilización de resonancias magnéticas en las partes del cuerpo que puedan provocarla, además de con estrictos controles de la tensión arterial.

La hematospermia tiene tratamientoAunque es una enfermedad que ante su aparición suele preocupar enormemente al que la padece, hay que hacer hincapié en que la mayoría de los casos remiten espontáneamente, sobre todo en varones menores de cuarenta años que no tengan antecedentes de tumores, ni malformaciones genitales o problemas sanguíneos.

Generalmente remite con la utilización de medicamentos antiinflamatorios, hipotensores o antibióticos, aunque a veces si aparecen quistes u otras patologías relacionadas con el aparato urinario masculino es necesaria la cirugía.

Os dejamos con un interesante vídeo.

Imágenes | Detusalud Biencontigo Drgdiaz