Escrito por Tendenzias

Insomnio

 insomnio.jpg

Es la patología del sueño más común y se considera que el 35% de la población la padece. Los dos puntos más importantes para evaluar el insomnio son la cronicidad y el grado de somnolencia residual diurna.

La existencia de períodos de insomnio de duración inferior a un mes suelen relacionarse con cambios físicos, médicos, psicológicos o de hábitos de los pacientes (cambio del trabajo). En estas situaciones el insomnio se resuelve con el tratamiento o estabilización de la causa desencadenante.

El segundo aspecto, somnolencia residual diurna, es muy importante a la hora de evaluar si estamos frente a un auténtico insomnio. La necesidad de sueño es muy variable en los diferentes sujetos y se relaciona con la edad y la actividad de la persona.

Muchos pacientes tienen la falsa sensación de sufrir insomnio ya que tienen la tendencia a subestimar el tiempo que están durmiendo y a sobrevalorar el tiempo que tardan en dormirse. Por ello hay que mentalizar tanto al paciente como al propio médico de que si el sujeto que se queja de insomnio no presenta somnolencia diurna ni interferencias en su actividad cotidiana no está sufriendo un insominio verdadero. En estos casos no está indicado ni realizar exámenes complementarios ni iniciar tratamiento con hipnóticos.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos