UP

-     Escrito por ruben

La importancia de una buena hidratación

La hidratación antes de comenzar un ejercicio físico es tan importante como hacerlo durante el mismo. Ya que durante el ejercicio prolongado la sudoración puede superar los dos litros por hora, con importantes pérdidas de líquidos y electrolitos.Vamos a quitar mitos,como el que los carbohidratos están prohibidos en dietas de mantenimiento o para adelgazar. A la hora de hacer deporte, son indispensables, para un mayor rendimiento.

Esta hidratación con bebidas carbohidratadas aportarán a nuestro cuerpo la suficiente energía para poder realizar con éxito todos los ejercicios que nos propongamos, aunque siempre con moderación. Con los carbohidratos que poseen las bebidas, conseguirás mantener tus energías hasta el final, ya sea realizando ejercicio aeróbico o anaeróbico, por lo que podrás dar el máximo en tus entrenamientos o esfuerzos físicos. Sin embargo tan bueno es hidratarse como el no realizarlo en exceso, ya que puedes llegar incluso al vómito, porque encharcamos en exceso nuestro estómago.

Se aconseja que esta hidratación se haga de manera continua y a pequeños “sorbitos” para que el cuerpo vaya cogiendo poco a poco lo que necesita. La ingestión de hidratos de carbono durante el ejercicio es esencial, ya que mantiene el volumen plasmático además de la hidratación. También minimiza el glucógeno que se pueda perder en el ejercicio físico intenso. La deshidratación por un exceso en la práctica de deporte es muy peligroso, porque puede provocar un estrés fisiológico. Este se caracteriza por el aumento de la frecuencia cardiaca y la temperatura corporal, favoreciendo la aparición de calambres musculares, agotamiento y golpe de calor.

Para esta época en el que el calor aprieta, y se hace bastante turismo, se aconseja una buena hidratación además de salir a la calle en horas en el que el calor se hace más intenso, esto hace que perdamos líquidos de forma continua aun si no realizamos deporte.  Hidratándonos correctamente podremos evitar los golpes de calor, que los síntomas de cansancio aparezca más tarde, etc. Esto nos lo proporcionan bebidas que contengan cafeína e hidratos de carbono.