-    Escrito por maria

Las indeseables hemorroides

Las hemorroides son venas que están en el recto, que cuando se dilatan se convierten en varicosidades (similares a las várices de las piernas) y pueden generar molestias realmente desagradables.

hemorroides

Las causas más importantes de la aparición de hemorroides suelen ser el estreñimiento y los malos hábitos a la hora de defecar (permanecer demasiado tiempo en el sanitario y realizar mucho esfuerzo o presión). También puede influir la herencia, el embarazo (debido al esfuerzo para dar a luz, pero normalmente desaparecen tras el parto) o permanecer mucho tiempo de pie o cargar mucho peso.

Los síntomas más comunes de las hemorroides generalmente son:

-Emitir sangre (de forma escasa) por el ano.

-En las hemorroides internas (las más frecuentes) el sangrado no se acompaña de dolor. Las externas, en cambio, sí duelen.

-A veces, las hemorroides pueden descender desde el interior del ano, salir y tener dificultad para volver a su posición original. Esto se denomina prolapso, y se trata de un pequeño bulto en el ano que puede producir mucho malestar y dolor.

-Cuando se establece la posición normal, puede generar picazón y quemazón a nivel anal.

Las hemorroides deben tratarse médicamente, con baños de agua tibia, bolsas con hielo, cremas antihemorroidales y analgésicos. Además de esto, se debe evitar aguantar las ganas de ir al baño, realizar al menos una evacuación al día y evitar realizar demasiado esfuerzo al defecar. Si las hemorroides de prolapsan, lo mejor es intentar devolverlas a su posición habitual haciendo una leve presión con el dedo.

Por otro lado, para prevenir la aparición de hemorroides es necesario un buen hábito de alimentación, fundamental para evitar el estreñimiento: aumentar la cantidad de fibra (frutas, verduras, pan, cereales), beber de 2 a 3 litros de agua por día y realizar algún tipo de actividad física.