-    Escrito por sebastian

Ligamentos artificiales, una técnica cada vez más utilizada

 larig21.jpg
Los ligamentos artificiales se utilizan para sostener o reemplazar los ligamentos gravemente desgarrados, en especial los que pertenecen a la articulación de la rodilla.

En ese caso se hace un implante de fibra de carbón recubiertas con un plástico denominado ácido poliláctico. Las fibras cubiertas se colocan alrededor de los ligamentos desgarrados para reforzarlos y brindar un soporte alrededor del cual pueden crecer las propias fibras de colágeno del cuerpo.

En dos semanas el ácido poliláctico lo absorbe el propio cuerpo y las fibras de carbón se fracturan. En este momento, las fibras están inmersas por completo en el colágeno producido por los fibroblastos del organismo.