-    Escrito por sebastian

Patogenia del Lupus Eritematoso sistémico

 image011.gif

En la génesis del lupus participan 3 tipos de factores:

·       factores genéticos

·       factores hormonales

·       factores ambientales

De la interrelación de estos 3 factores se genera una alteración de la regulación de la inmunidad, que lleva a la expresión de antígenos, y da lugar al lupus.

Factores genéticos: implica la existencia de una predisposión genética, sobre la cuál actuarán los factores ambientales y los factores hormonales, para provocar el lupus. Determinados HLA se vinculan al lupus: DR2  y DR3 (también se vincula a la DM). El compartir estos HLA predispone a una alteración de la tolerancia, siendo éste el mecanismo generador de la autoinmunidad.

Se hereda, por lo tanto, la predisposición a desarrollar lupus.

Factores hormonales: el LES es más frecuente en las mujeres (al igual que todas las enfermedades autoinmunes), debido a una afectación hormonal: los estrógenos son facilitadores de la aparición de enfermedades autoinmunes. El estrógeno debe actuar sobre un terreno previamente afectado, ya sea genética o ambientalmente.

El LES es más frecuente en la edad genital activa, entre la menarca y la menopausia, en que la diferencia de frecuencias entre mujeres y hombres es de 9:1. Los valores para lupus de hombres y mujeres se acercan en la infancia y después de la menopausia.

Los estrógenos facilitan la aparición de enfermedades autoinmunes porque son estimuladores de linfocitos B, que son los responsables de la producción de Ac; la desrrepresión de los LB es la responsable del LES.

Factores ambientales.

El factor ambiental fundamental es el SOL- las radiaciones UV -, que actúa aumentando la expresión de antígenos en las membranas celulares; estos antígenos, que normalmente deberían estar internos en la célula, se expresan en la superficie y son reconocidos como extraños, provocando una enfermedad autoinmune.

Los factores ambientales también pueden actuar sobre los factores genéticos, en un territorio predispuesto: por ejemplo, una infección vírica, puede causar alteración del sistema inmune, a través de la expresión de antígenos diferentes, o   la alteración de la regulación del SI, todo lo cuál lleva a la autoinmunidad.