UP

-     Escrito por elena

Sialoadenitis, una inflamación de las glándulas salivales

Sialodenitis, causas, síntomas y tratamiento, en otro artículo anterior hablamos de las paperas una inflamación de las glándulas parótidas, hoy hablamos de otro trastorno, la inflamación de las glándulas salivares, la sialodenitis.

Sialoadenitis, una inflamación de las glándulas salivales

La sialodenitis

Es la inflamación de las glándulas que producen la saliva. En este caso los conductos se obstruyen y no se segrega saliva. Nuestra saliva es fundamental para el buen funcionamiento de nuestra salud. Un problema en la función de las glándulas salivares pueden llevar a enfermedades de las encías o a desarrollar caries dental.

Nuestras glándulas salivares producen alrededor de un litro de saliva al día. Esta saliva es fundamental para la lubricación de la boca, nos ayuda a tragar, protege los dientes contra las bacterias y nos ayuda en la digestión de los alimentos. Los tres pares de glándulas salivares principales son: Las glándulas parótidas en ambos lados de la cara

Las glándulas submadibulares en el suelo de la boca

Las glándulas sublinguales debajo de la lengua

La saliva llega a la boca a través de pequeños tubos llamados conductos, cuando surge la sialoadenitis afecta a estos conductos, puede haber hinchazón, bloqueo o obstrucción de los conductos.

Sialoadenitis, una inflamación de las glándulas salivales

Causas de Sialoadenitis

La enfermedad es causada generalmente por piedras salivares o por una infección bacteriana o viral, aunque a veces puede surgir debido a otras causas como una reacción alérgica, un golpe o exceso de radiación. Staphylococcus aureus y otros microorganismos como los estreptococos o las bacterias anaerobias pueden provocar la enfermedad. En la sialadenitis se bloquea el conducto salivar y esto produce hinchazón de la glándula salivar, además de dolor y mal sabor de boca. La sialoadenitis es más común en adultos con cálculos o piedras salivares. Las piedras salivares estos cálculos salivares son acumulaciones de depósitos cristalizados de saliva. Estas piedras o cálculos a veces pueden obstruir los conductos y bloquear el flujo de la saliva. Si la saliva no puede salir se acumulará en la glándula y causará dolor e hinchazón. Es dolor suele ser intermitente y va a peor de forma progresiva. La enfermedad puede ser de duración aguda (pasajera) o crónica.

Sialoadenitis, una inflamación de las glándulas salivales

La Sialodenitis crónica

Es la inflamación recurrente de las glándulas salivares. Se produce una reducción de la saliva, este trastorno suele estar causado por la presencia de cálculos o piedras que se depositan en el conducto salival. La infección crónica puede suceder también después de un episodio previo de sialódenitis aguda. La paperas o parotiditis recurrente también propicia que se de la sialodenitis crónica.

Síntomas de la Soalodenitis

Los síntomas de esta inflamación pueden ser variados en función de las personas, pero te dejamos con los más comunes: Hinchazón en la zona de la glándula

Dolor molestias al hablar y tragar. Dolor por debajo de la mandíbula

Boca seca

Escalofríos

Fiebre

Edema o inflamación de la glándula salivar

Dolor en el cuello

Dolor dental

Náuseas y vómitos

Tratamiento de la Soalodenitis

El tratamiento tendrá en cuenta la causa que ha originado el trastorno. El médico después de valorar los síntomas del paciente prescribirá un tratamiento, generalmente si la infección es causada por Staphyloccoccu o Staphylococcus el médico recetará antibióticos para luchar contra el agente causante de la infección. Además se recomendará medidas como beber agua para estar bien hidratado, usar compresas calientes, masajes en la glándula y el mantenimiento de una buena higiene bucal.

También te puede interesar: