Escrito por

Algias vertebrales y cervicalgias

 algias-vert.jpg

Se refieren a todos aquellos dolores de origen mecánico, no traumáticos, que asientan en cualquiera de las estructuras del aparato locomotor que componen los tres segmentos de la columna vertebral: cervical, dorsal y lumbar. Las estructuras afectadas suelen ser músculos, ligamentos, discos o raíces nerviosas.

El paciente puede consultar por dolor agudo, aparecido de forma brusca y con gran intensidad, o crónico, aparecido gradualmente y con intensidad más soportable.

La columna cervical controla el movimiento de la cabeza y, por tanto, la capacidad de una persona para dirigir sus órganos de los sentidos. Cuando esta región se hace dolorosa, se ven afectadas la mayoría de las actividades diarias de la persona.

El dolor conduce a una reducción de la amplitud del movimiento de la región cervical y esto, a su vez, a una disminución de la fuerza y resistencia de la musculatura cervical. Un paciente con una amplitud de movimiento normal debe: tocarse el tórax con el mentón, manteniendo la boca cerrada (unos 60o de flexión); mirar casi en línea recta al techo (unos 70° de extensión); rotar el mentón hasta aproximarlo al hombro (unos 80° de rotación), y aproximar la oreja al hombro del mismo lado (unos 45° de flexión lateral).