Escrito por

Alimentación infantil en el verano

Alimentación infantil en el verano

Durante las vacaciones, la alimentación de los niños suele cambiar. Se presentan ‘caprichos’, deshidratación y desórdenes horarios.

El desayuno suele disminuir la cantidad de cereales. Hay que compensar esto con el consumo de pan o pasta entre comidas, pues los cereales son la base de la alimentación a esta edad.

También se deja de lado el consumo de verduras, pero durante todo el año, los niños deben comer cinco porciones diarias entre verduras y frutas. Además, se debe agregar a su dieta dos o tres productos lácteos por día. El Foro Interalimentario promueve el consumo abundante de líquidos, sin que el niño necesariamente tenga sed. Los más pequeños pueden tomar batidos de frutas frescas o yogurt.

Según el Comité Científico del foro, las vacaciones son ideales para mejorar los hábitos de alimentación en los niños. En esta época los padres disponen de más tiempo para “completar esta labor educativa". Los alimentos de temporada son la oportunidad ideal para que los niños prueben nuevos sabores.
Se debe evitar el consumo excesivo de energía, a través de dulces y snacks. Hay que tratar de mantener las tres comidas principales. Los complementos (media mañana y media tarde) deben ser ligeros. Se debe tratar de hacer atractivas las comidas, a través de colores y formas.

Publicidad
Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos