Escrito por

Clamidia: que es, síntomas y causas

Una de las infecciones que más suelen darse entre adolescentes y jóvenes es la de la Clamidia, que además suele relacionarse como una enfermedad de índole sexual que en la mayoría de casos suele pasar desapercibida pero que debe recibir su tratamiento. A continuación os damos todos los detalles sobre la Clamidia: que es, síntomas y causas.

Qué es la Clamidia

La clamidia es una infección bacteriana, común especialmente entre adolescentes y adultos jóvenes. Es causada por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis,de ahí el nombre de la enfermedad.

El gran problema con la clamidia es que produce síntomas bastante vagos y borrosos. Por lo tanto, los síntomas de la enfermedad no siempre son reconocibles por las personas o se confunden con otros trastornos.

Por otro lado, tenemos que decir que además de ser una enfermedad o patología que se transmite a través de las relaciones sexuales, también pueden darse caso en los que se transmita por medios materno-fetales, es decir, por infección directa de la madre infectada al niño durante el paso del recién nacido en el canal de parto.

Síntomas de la Clamidia

Al  no tener unos síntomas claramente identificados, la clamidia se define como una enfermedad “silenciosa”. Sin embargo, a pesar de esto, la clamidia no debe tomarse a la ligera. De hecho, como veremos ahora, en las mujeres, la clamidia causa una inflamación del cuello del útero, lo que puede tener graves consecuencias para el tracto reproductivo que resulta en la llamada enfermedad inflamatoria pélvica. En los hombres, por otro lado, la clamidia puede causar un estado inflamatorio del área genital, con el riesgo de que la infección se extienda a otros órganos.

A partir de como afecta a hombres y mujeres podemos identifica estos síntomas:

Quemazón y ardor

Los síntomas de clamidia aparecen de una a tres semanas después de la infección. Esta ventana de tiempo es peligrosa, porque en esta etapa uno puede transmitir la enfermedad a otros sin darse cuenta. En las mujeres, la bacteria infecta la uretra y el cuello uterino, también conocido como cuello uterino, que se inserta hacia abajo en la vagina. Esta infección causa quemazón y picazón íntima, flujo vaginal de color blanco amarillento y una irritante sensación de irritación.

Dolor en el abdomen

Si se descuida, en algunas mujeres la clamidia puede causar dolor en la parte inferior del abdomen y la espalda, así como náuseas, fiebre y pérdida de sangre incluso fuera del ciclo menstrual.

Irritación y quemazón en la uretra

En los hombres, la clamidia puede causar uretritis y quemaduras y secreciones de la uretra con una sensación de irritación y picazón en las partes íntimas.

Hinchazón de los testículos

En raras ocasiones, hay inflamación, hinchazón y dolor en los testículos.

Dolor anal

Si la clamidia se transmite a través de una relación anal, puede infectar el recto y causar dolor, pérdida y sangrado.

Infecciones al bebé

La infección durante el nacimiento, desde la madre hasta el recién nacido, por otro lado, puede provocar neumonía e infecciones graves de los ojos y los oídos.

Causas de la Clamidia

La Chlamydia trachomatis es una bacteria intracelular obligada; significa que puede vivir y reproducirse solo dentro de las células anfitrionas.

Relaciones sexuales

El microorganismo se transmite con relaciones íntimas de diversos tipos entre una persona infectada y una persona sana. En este sentido, las relaciones sexuales de cualquier tipo deben considerarse en riesgo, tanto vaginal como oral o anal; en el caso del sexo oral la clamidia también puede infectar la garganta.

loadInifniteAdd(44636);

En este sentido, el riesgo se produce siempre que hay un intercambio de fluidos sexuales, ya sea directo o indirecto, por ejemplo, a través de las manos; incluso el intercambio de juguetes sexuales, y si se realiza en muy poco tiempo, puede determinar la infección. Naturalmente, la enfermedad también se puede transmitir cuando las parejas no alcanzan el orgasmo.

Besos

Por el contrario, el riesgo de contagio a través del beso o indirectamente a través del uso común de los inodoros parece ser nulo. Conviene precisar que la clamidia afecta principalmente a las personas que tienen relaciones sexuales sin protección, ocasional y frecuente con distintas personas , mientras que el uso de condones reduce significativamente el riesgo de infección.

Recuerda que la clamidia a menudo no causa síntomas significativos, por lo que incluso los sujetos asintomáticos, aparentemente en perfecto estado de salud, aún pueden transmitir la enfermedad.

Complicaciones de la clamidia

La Clamidia es una enfermedad que debemos tratar cuanto antes ya que aunque no lo parezca cuenta con algunas complicaciones que pueden ser graves:

Complicaciones en la mujer

En cuanto a las complicaciones, en la parte introductoria hemos visto cómo, a pesar de que las manifestaciones de la clamidia suelen ser leves, las consecuencias del sistema reproductivo pueden ser muy graves. En la mujer, si no se trata, la infección puede extenderse al útero y volver a las trompas de Falopio, hasta llegar a los ovarios.

En este sentido, la consecuencia más grave y temible es la llamada enfermedad inflamatoria pélvica; esta patología está de hecho asociada con dolor pélvico crónico y aumenta el riesgo de abortos y embarazos extrauterinos, lo que lleva a la infertilidad debido a la oclusión de las trompas.

loadInifniteAdd(44637);

Complicaciones en el hombre

Cuando las complicaciones de la clamidia afectan al hombre, pueden ocurrir infecciones del epidídimo, que es un pequeño tubo con numerosas convoluciones ubicadas en el escroto; dentro del epidídimo los espermatozoides maduran y se almacenan antes de la eyaculación.

Además, el daño a los testículos y las infecciones de próstata puede ocurrir debido a una clamidia descuidada.

Si se sospecha una infección por clamidia, busca asistencia médica lo antes posible, incluso cuando los síntomas no estén presentes. La infección se diagnostica tradicionalmente mediante pruebas de cultivo, es decir, mediante la replicación de la bacteria en una muestra de secreciones infectadas en el laboratorio.

Todas las pruebas se pueden realizar en muestras de orina o cervicales, uretrales, vaginales, rectales, conjuntivales y orales. Una vez diagnosticada la clamidia el médico recomendará el mejor tratamiento.

Tratamiento de la clamidia

Dada la naturaleza bacteriana de la infección, la clamidia se trata con antibióticos aunque vemos a continuación todos los tratamientos al respecto.

Medicamentos

La terapia que el médico prescriba con antibióticos para tratar la clamidia debe establecerse sobre la base de los resultados del antibiograma que se haya realizado durante los análisis microbiológicos; con esta prueba se evalúa la susceptibilidad de la bacteria a varios tipos de antibióticos, con el fin de identificar el medicamento más efectivo.

loadInifniteAdd(50325);

Los regímenes terapéuticos generalmente recomendados incluyen el uso de antibióticos como tetraciclina, doxiciclina y eritromicina, posiblemente reemplazados por fármacos más recientes como la azitromicina y la ofloxacina. En cualquier caso, la terapia debe seguirse correctamente y escrupulosamente, siguiendo las instrucciones médicas. Esto evita la recaída y limita la aparición de resistencia peligrosa a los antibióticos.

Tratamiento de prevención a las parejas

Otro aspecto fundamental es que, además del sujeto involucrado, todas las parejas sexuales deben haber sido tratadas hasta 60 días antes del inicio de los síntomas. Esta precaución sirve para evitar el llamado efecto ping-pong; en esencia, se evita el “paso” de la enfermedad y las posibilidades de difusión a otros sujetos también son limitadas.

Abstinencia o uso de preservativos

Durante el tratamiento, es importante abstenerse de tener relaciones sexuales o usar condones. Esta precaución también puede ser requerida por un cierto período después del final del tratamiento con antibióticos; de hecho, el médico puede prescribir una segunda prueba después de unas semanas para determinar la erradicación de la infección.

Revisión ginecológica

Dada la dificultad para reconocer los síntomas, una recomendación importante para todas las mujeres sexualmente activas es realizar un control anual por parte del ginecólogo. Además, recordamos la importancia de usar un condón, que reduce el riesgo de contraer clamidia y otras enfermedades de transmisión sexual.

Artículo de interés: