Escrito por Tendenzias

Dieta sana: Cómo adelgazar de forma saludable

Hay multitud de dietas en el mercado, tiendas que se dedican únicamente a vender pérdida de peso y tratamientos quirúrgicos que reducen grasas y retenciones de líquidos pero ¿cómo adelgazar de forma saludable en casa?

Dieta saludable

El sobrepeso y la obesidad cada vez están más presentes en nuestra sociedad, aún así, a nadie le extraña ni le llama la atención, salvo cuando las consecuencias aparecen en forma de enfermedades o dificultades físicas que reducen la calidad de vida y es ahí, cuando uno se plantea comenzar alguna de las dietas para adelgazar y alcanzar un peso saludable en el menor tiempo posible.

Dicho esto, nadie se asombra cuando los niños comen habitualmente o con gran frecuencia en restaurantes de comida rápida, o si en la compra del mes se incluyen en el carro del supermercado productos precocinados o con múltiples grasas, o el hecho de que ya no haya tantos niños en los parques o disfrutando de juegos al aire libre.

La realidad que se nos presenta hoy día, y a la que nos estamos acostumbrando exageradamente rápido, es que uno cuida su peso – no de su cuerpo – sólo durante los meses previos al verano, el resto del año parece que uno se deja llevar por la deriva del como lo que quiero y cuando quiero, no importa que sean falsos nutrientes o que sólo sean grasa. De igual forma, parece que uno se ve abocado a la vida sedentaria, en lugar de pensar que el cuerpo de cada uno es como un templo que hay cuidar durante todo el año, no por el peso, sino por la salud.

Pero, la gran pregunta es, ¿esto es saludable?

¿Qué es una dieta sana?

Con el paso del tiempo, la palabra dieta se ha visto asociada directamente con adelgazar o bajar de peso, aunque la realidad es que dieta significa régimen de vida o, lo que podríamos nombrar como régimen alimenticio.

Por tanto, cuando hablamos de dieta sana hablamos de aprender a comer bien, es decir, que el régimen alimenticio esté compuesto por una cantidad óptima de nutrientes y energía que permitan al organismo funcionar correctamente, tanto física como mentalmente.

Teniendo lo anteriormente en cuenta, podemos afirmar que -salvo en casos de enfermedad – comiendo de una manera sana y teniendo una vida activa, uno suele encontrarse en su peso. Incluso, si se mantiene esta alimentación sana y equilibrada se comienza a bajar de peso sin tener que hacer dietas extras pero suele conseguirse a largo plazo.

Es decir, no es que llegado verano uno se ponga a comer bien, sino que aprenda a comer bien durante todo el año para disfrutar de una salud interna y externa fabulosa siempre.

Tipos de dietas

Dieta sana

Si me preguntáis por cuántos tipos de dietas existen, sólo puedo deciros que infinitas más las que no se han inventado: dieta dukan, dieta perricone, dieta depurativa, dieta macrobiótica, dieta paleolítico, dieta montignac, la dieta del huevo, la dieta del té, la dieta de la piña…

La razón es que cada vez van apareciendo más dietas y, por desgracia, la gran mayoría prometen resultados a corto plazo -la promesa perfecta para todo aquel que quiere adelgazar- pero uno se olvida de que la mayoría son dietas que no cuidan la salud.

Sí que se puede conseguir bajar de peso con este tipo de dietas milagro, pero luego aparece el efecto rebote. En cuanto se deja la dieta se vuelve a coger el peso anterior, más unos kilos más, u otra consecuencia habitual es que algún nutriente es demasiado bajo y ha supuesto un déficit en el organismo, por lo que uno puede estar más pálido de lo habitual, cansado, se le cae el pelo o se le rompen las uñas, entre otras.

La mejor recomendación que podemos haceros es que siempre que queráis hacer algún tipo de dieta sea bajo la supervisión de un profesional que conozca vuestro caso personalmente, que os pueda aconsejar y hacer un seguimiento para saber cómo os estáis encontrando a cada paso.

También os diré que llevar una dieta sana puede ser difícil al principio, hasta que el cuerpo y la mente se habitúan a un nuevo régimen alimenticio, pero no es imposible.