Escrito por

Diferencias entre la migraña y la cefalea

Por desgracia, el ritmo de vida actual, hace que la cabeza sea una de las zonas del cuerpo más castigadas. Obviamente, cuando duele, queremos que se pase lo antes posible. Para ello, debemos saber exactamente qué tenemos y eso es lo que te vamos a mostrar. Las diferencias entre la migraña y la cefalea.

¿Que es la migraña?

Empezamos explicando qué es la migraña. Y lo hacemos de forma sencilla: no todas las migrañas provocan dolor de cabeza. Como tampoco todo dolor de cabeza es causado por una migraña. A nivel sanitario, qué es una migraña, tiene fácil respuesta: es la dilatación de las arterias del cráneo. ¿Cómo surge? De momento, nadie lo sabe, aunque lo genético tiene mucho que ver.

Lo cierto es que la migraña deriva en un dolor de cabeza constante e intenso que suele darse en un solo lado de la cabeza. En el caso de la migraña, el dolor aparece sin previo aviso y puede surgir combinado con otros problemas estomacales o visuales.

A pesar de que la migraña se puede dar a cualquier edad, a partir de los 50 suelen desaparecer. No obstante, cuando la migraña pega, lo hace con mayor intensidad que otros dolores de cabeza.

¿Que es la cefalea?

Una vez explicada la migraña, es hora de saber qué es la cefalea o dolor de cabeza, como se conocer habitualmente. Y es que la cefalea es un dolor de cabeza al uso. Hablamos de este dolor de cabeza que viene y va de forma alternativa. Las cefaleas más frecuentes son la jaqueca o la cefalea de tensión.

La cefalea, además de un intenso dolor, pueden generar angustia en el paciente. Ahora, no suelen ser sintomáticas de una complicación de salud mayor. A pesar de ello, cuando una cefalea aparezca, se recomienda acudir al médico. El motivo es que cualquier cambio en los síntomas, sí puede suponer una enfermedad más preocupante.

Diferencias entre la migraña y la cefalea

A lo largo de su vida, toda persona sufrirá varios dolores de cabeza, de mayor o menor gravedad. Saber las diferencias entre la migraña y la cefalea puede ser muy útil para tomar una medida u otra. Eso sí, no todo el mundo tiene esta información. Estas son las diferencias entre la migraña y la cefalea.

Lo primero que debemos saber es que la migraña y la cefalea tensional son los dolores de cabeza más habituales. De ahí que haya tanta confusión entre una y otra.

Publicidad
  • Dolor – El dolor entre ambas es distinto
    • Cefalea tensional – El dolor es constante y siente como si alguien presionara toda la cabeza, incluida la zona de atrás. Suele ser un síntoma único y no va a más, incluso aunque hagamos ejercicio o forcemos la máquina.
    • Migraña – El dolor de la migraña está localizado en un solo punto de la cabeza. Se siente como un dolor leve que bombea y que va aumentando su intensidad con el paso del tiempo. La migraña puede acarrear otros síntomas como náuseas y dolores estomacales. Además, alguien con migraña no soportará la luz o los ruidos. Estará hipersensible.
  • Origen – La aparición de cefalea y migraña tiene orígenes bien distintos
    • Cefalea tensional – La cefalea suele manifestarse tras una situación concreta de estrés. De hecho, cuando la situación se calma, la cefalea tiende a desaparecer sin problema. Si ésta vuelve a aparecer y se convierte en algo recurrente, es hora de ir al médico, pues puede ser un problema mayor.
    • Migraña – El origen de la migraña es desconocido, pero sus apariciones son recurrentes. Si se da una vez, lo habitual es que vuelva a hacerlo, incluso en otras circunstancias.
  • Genética – Como muchas otras enfermedades, la genética heredada es una faena en algunos casos
    • Cefalea tensional – No suele pasarse de padres a hijos ni parece tener relación alguna con la genética.
    • Migraña – Es una dolencia que apunta a ser hereditaria. A pesar de desconocer su origen, todo apunta a que si los padres sufren de migrañas, lo lógico es que el hijo o hija sufran la misma dolencia.

Tratamientos contra la migraña y la cefalea

Por últimos, esto son los tratamiento contra la migraña y la cefalea. Y es que, ya que nadie se libra de una o de otra, mejor saber cómo solucionarlo.

Tratamientos contra la migraña

El tratamiento contra la migraña, por suerte, es amplio y efectivo. No son pocas las alternativas que hay para combatir esta dolencia. Te los enumeramos todos. Éste es el tratamiento contra la migraña:

  • Medicamentos
    • Analgésico – Tan sólo tiene efecto en migrañas leves
    • Antiinflamatorio – Necesitan receta médica y también están limitados a las migrañas de moderada intensidad
    • Antieméticos – Indicado para una migraña que venga acompañada de vómitos y un gran dolor
    • Ergotamina – También necesaria cuando se da un fuerte episodio de migraña grave.
    • Triptanes – Tanto para moderadas, como para graves, los triptanes son los medicamentos más eficaces contra las migrañas.
  • Medicamentos preventivos
    • Antihipertensivos – Se usa en migrañas que derivan de la hipertensión arterial
    • Antidepresivos – Recomendados para migrañas de mucha tensión o provocadas por la depresión
    • Betabloqueantes – Son las que se recetan a migrañas por hipertensión o a embarazadas.
    • Bótox – Es un nuevo tratamiento que se usa para paliar las migrañas crónicas. Eso sí, requiere más de 30 punciones en cabeza y cuello, pues hay que llegar a los nervios pericraneales.
    • Calcioantagonistas – Es un sustitutivo para quienes no pueden tomar betabloqueantes.
    • Neuromoduladores – En este caso, para prevenir migrañas derivadas de la epilepsia o el sobrepeso.

Tratamientos contra la cefalea

Terminamos con los tratamientos contra la cefalea. Como pasa con la migraña, son muchos y variados según la intensidad.

  • Medicamentos
    • Analgésicos – Aspirina o ibuprofeno ayudan a paliar el dolor de cabeza
    • Combinados – Se combinan dos medicamentos para un mayor efecto. Por ejemplo, aspirina con cafeína
    • Triptanes – Muy efectivos para cefaleas intensas
    • Narcóticos – Los opioides tienen muchos efectos secundarios pero son un último recurso válido
  • Medicamentos preventivos
    • Antidepresivos tricíclicos – Los más habituales para prevenir las cefaleas. Pueden derivar en estreñimiento, sequedad y fatiga.
    • Antidepresivos – Algunos como la mirtazapina o la venlafaxina funcionan de maravilla contra la cefalea.
    • Anticonvulsivos – El topiramato es el más habitual
    • Relajantes musculares – Al relajar la cabeza, rebajan el nivel de dolor de la misma.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos