Escrito por Tendenzias

El chocolate… rico y bueno para el corazón.

Según estudios recientes, el chocolate además de ser rico en sabor, lo es en antioxidantes, también aumenta la producción de dopamina (una hormona que nos brinda la sensación de placer o bienestar). En dichos estudios se afirma que el chocolate negro es rico en flavonoides, algo que puede contribuir en la conservación de la salud de nuestro corazón.

El doctor Norman Hollenberg, profesor de medicina en Harvard, fue quien desencadenó variados estudios sobre las cualidades del chocolate tras haber trabajado con una tribu de Panamá. Todo esto se originó cuando el doctor intentaba encontrar relaciones entre el consumo de cacao y la presión arterial. Dicha tribu de Panamá en su dieta ingería una gran cantidad de sal, pero no se veía reflejado en la presión arterial de sus integrantes. Tras una investigación el doctor y profesor en Harvard, descubrió que ésto era debido a que durante las comidas, los nativos tomaban cocoa que ellos mismos cultivaban en su tierra. El estudio continúo en la ciudad con el consumo de una cocoa que se comercializaba y ¿los resultados?… la presión arterial subió considerablemente. Tras continuar sus investigaciones, se publicó un informe en “Journal of Hypertension” una revista relacionada con el tema. En dicho informe se dice que el cacao, en el proceso de comercialización y con el fin de reducir su sabor amargo, pierde polifenoles y también flavonoides. Por lo tanto se descubrió que el cacao rico en flavonoides colabora en la síntesis del óxido nítrico, el cual mantiene la presión y la circulación de la sangre en las células endotelias. También se comprobó que los flavonoides colaboran en la dilatación de los vasos sanguíneos, así como también colaboran para impedir la formación de coágulos en las paredes de las arterias. Tras estas investigaciones, se dijo de parte del medico que no todas las hipertensas deben consumir chocolate diariamente, sino que cada caso es distinto, al igual que los chocolates.