Escrito por

El daño cerebral adquirido y sus factores de riesgo

 1006062_dano-cerebral.jpg

El daño cerebral adquirido es una de las entidades cada vez más frecuentes entre los jóvenes, y muchas de sus principales causas son prevenibles ya que sus desencadenantes varían desde alcohol hasta drogas como la cocaína.

La principal causa de infartos cerebrales en jóvenes menores de 25 años es el  consumo de drogas como la cocaína, además esta última interviene en forma significativa en el dño cerebral producido en adultos. Esto es debido el consumo de esta droga y alcohol de forma simultanea pueden producir un intenso vaso-espasmo en alguna arteria intracraneal y de esta forma inducir isquemia en el sector irrigado por dicha arteria.

Además la cocaína tiene la propiedad de de estimular la agregación plaquetaria, por lo cual aumenta la viscosidad de la sangre, factor que también influye en la etiología de los infartos cerebrales y cardíacos.

Como si esto fuera poco, dentro del daño cerebral adquirido también se encuentran los traumatismos craneoencefálicos, y los accidentes de tráfico originan el 75% de estos. Un gran porcentaje de estos accidentes se producen bajo efecto del alcohol, además este último puede complicar la recuperación de una lesión cerebral. Cabe recordar que los accidentes de tráfico representan la primera causa de muerte en personas menores de 35 años.

La persona que sufrió ya sea un infarto cerebral o un traumatismo cráneo-encefálico puede quedar con secuelas que varían desde trastornos motores, psiquicos, de memoria, etc. Estas además del sufrimiento del paciente representa un elevado costo económico para los sistemas de salud.