Escrito por

Enfermedad de Crohn

Una enfermedad muy poco conocida y cuya característica principal es la inflamación del tracto gastrointestinal, y que puede afectar desde la boca del ano hasta la última porción del intestino delgado y primera del grueso. Las úlceras recurrentes que suelen presentarse en ocasiones generan estrechamiento y sangrado del intestino.

Los síntomas de la enfermedad de Crohn incluyen dolor abdominal, gases, sangrado rectal, fiebre, nauseas y pérdida del apetito entre otros, confundiéndose muchas veces, por esta razón, con una apendicitis. Además, como los alimentos no se absorben en forma correcta existe una carencia significativa de hierro y vitamina B12.

Esta enfermedad suele generase a edades tempranos que van de los 15 a los 30 años y varían en cuanto a intensidad y duración de una persona a otra, no habiéndose apreciado que existan diferencia importantes en cuanto al sexo, haciéndose presente en una proporción similar tanto en hombres como en mujeres. Se desconocen las causas que generan esta dolencia, aunque se presume que pueden tener origen en el sistema inmune de la persona y por esta razón es considerada como autoinmune.

Para diagnosticarla, además de realizarse una detallada historia clínica del paciente, se agregan pruebas como la colonoscopia, endoscopia, análisis de sangre y heces. El diagnóstico precoz evita confundirla con otra dolencia y posibilita el inicio de un tratamiento reduciendo así daños importantes al organismo.

Con el objetivo de minimizar al máximo los síntomas de la enfermedad debe seguirse un régimen alimenticio alto en proteínas y calorías pero bajo en fibras y grasas, eliminando las comidas fritas y suplantándolas por alimentos hervidos. También deben suprimirse las carnes rojas y todo producto crudo, el tabaco y los azúcares, procurando ingerir dos litros de agua diariamente y ácidos grasos omega-3.

Publicidad
Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos