Escrito por

Estudio reciente desmiente una de las supuestas “cualidades” del ajo.

ajo.jpg

Al parecer, contrario a lo que se creía una cualidad positiva del ajo, este no puede reducir el colesterol, sino que tan solo puede impedir su formación.

El estudio a cargo de Christopher Gardner, perteneciente a la Escuela de Medicina de la Universidad Stanford, demostró que el ajo aún estando crudo, cocido o en píldoras, no tiene la facultad de reducir el colesterol “malo” de una manera que resulte significativa para el organismo.

Se llegó a la conclusión de que los ajos triturados producen un compuesto que es llamado alicina, el cual no posee la facultad de reducir el colesterol “malo”, sino que según quedó demostrado impide su formación.

Para el estudio se utilizó la colaboración de 192 personas adultas, las edades oscilaban entre los 30 y 65 años, todos con niveles altos de colesterol de entre 130 y 190 miligramos por decilitro. Al azar se le asignó a 49 de los participantes una dosis de ajo crudo, 47 consumieron ajo en polvo, otros 48 un suplemento de ajo y 48 más tomaron una mezcla placebo sin saber que era lo que consumían.

Para los pacientes que consumían ajo, la cantidad consumida fue la misma, lo que equivale a un diente de ajo por día con una frecuencia de seis días a la semana.

Todos los meses, los investigadores calcularon los niveles de colesterol en sangre de los pacientes en ayunas y también se verificó la composicion de los suplementos. Tras largo tiempo de estudios, los efectos del ajo no fueron significativos sobre las concentraciones de colesterol en sangre.

De modo que los resultados arrojaron a la vista el hecho de que el ajo no disminuye el colesterol.

Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos