Escrito por

Formas clínicas de anorexia infantil

 anorexia_doll.jpg

Fisiológica

Se presenta en edades de menor aumento de masa corporal (p. ej., preescolar). Es la más frecuente en los lactantes, a partir de los 15-18 meses aproximadamente, es monosintomática y genera ansiedad en los padres, con gran demanda asistencial. Se trata de una conducta normal, interpretada por los familiares como una pérdida del apetito que consideran anormal. La realidad es que come menos porque crece menos, pero la familia lo suele interpretar al revés.

Secundaria

A enfermedad orgánica o transgresión dietética. En la mayoría de enfermedades (incluidas las infecciones agudas) la anorexia constituye un síntoma prodrómico. En un lactante una anorexia deberá hacernos pensar en infección ORL, respiratoria o urinaria. Si la anorexia es monosintomática, es necesaria una anamnesis alimentaria completa.

A situaciones de estrés. El apetito es una actitud reactiva frente a determinados estímulos, no siempre de carácter nutricional: cualquier situación de estrés puede alterarla (p. ej., inicio en guardería, pérdidas afectivas).

A talla baja. En los casos paradójicos, sobrepeso, «inapetencia», la saturación calórica produce por feedback una anorexia compensadora. A los niños menudos-inapetentes, generalmente con padres también de talla límite-baja, temerosos de que su hijo quede bajo como ellos, a menudo los fuerzan a comer. Ante niños con crecimiento límite mediremos a los padres, controlaremos la velocidad de crecimiento y ante la duda descartaremos la presencia de patología orgánica asociada.

Anorexia del destete. Al introducir los alimentos sólidos el bebé los rechaza. Si la madre es tranquila y tolerante ante la situación, el niño no tardará en normalizarse. Si la madre, ansiosa, no tolera la protesta de su hijo, se irán enfrentando madre y hijo, y esta situación puede perdurar hasta los 5-6 años.

Oposicionismo. Es una conducta de oposición más o menos global, dramática y compulsiva. La conducta oposicionista o negativista es propia del preescolar pequeño, abarca todos los ámbitos, incluido el de la alimentación.

Anorexia reactiva o electiva. Desencadenada sólo ante personas o alimentos concretos. Fuera de las tomas es un niño normal. Se trata de niños que han sido presionados a comer y la familia no ha sabido luego variar este antagonismo reforzándose el rechazo defensivo.