Escrito por

Generalidades sobre leucemias agudas

 caso_024.jpg

Las leucemias agudas se caracterizan por la proliferación incontrolada de células muy inmaduras (blastos) que infiltran la médula ósea desplazando la hematopoyesis normal.

Las consecuencias clínicas son: síndrome anémico, infeccioso y hemorrágico.

 Las leucemias agudas se dividen en dos grandes grupos: las mieloblásticas, y las linfoblásticas, y dentro de cada una de ellas existen varios subtipos. Para su correcto diagnóstico se requieren técnicas morfológicas, citoquímicas, inmunológicas y moleculares.

A la horas de informarle al paciente es importante que el médico conozca los distintos factores pronósticos como edad, recuento leucocitario, fenotipo, alteraciones citogenéticas, etc.

El tratamiento de esta enfermedad es cada vez más individualizado según el pronóstico, y aunque todos los enfermos reciben quimioterapia para inducir remisión, luego la consolidación es muy variable, debiendo ser muy preciso en la indicación del trasplante, además existen algunos fármacos específicos para algunas variedades de leucemia.