Escrito por

Helados en la dieta del verano

Helados en la dieta del verano

Existe la creencia general de que los helados tienen gran cantidad de calorías y que logran engordar demasiado a las personas. Pero hay estudios que revelan el importante valor nutricional de un helado, gracias a la leche, el calcio y las vitaminas A y B. Dentro de un límite razonable y junto con un menú de contenido energético moderado, el helado puede ser parte de una dieta equilibrada.

El departamento de Fisiología de la Universidad Cardenal Herrera de Valencia revela que el helado puede ser una merienda o el postre de una comida principal. Se recomienda que en este caso sustituya a un producto lácteo y no que añada otro al habitual. Sin embargo, tampoco se debe dejar de lado a la fruta como postre, ni sustituir alimentos básicos.

Los helados a base de agua tienen menor valor energético y proteico pues no contienen grasa. El valor nutricional del resto de helados depende de sus componentes como la leche, nata, mantequilla, azúcar o frutas y su energía tiene en promedio 200 kilocalorías por cada 100 gramos.

Su consumo es recomendable en niños con poco apetito, pues los helados pueden aportarle proteínas de gran valor biológico y permite que se absorba mejor el calcio.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos