Escrito por

Hematospermia o sangre en el semen

La sangre en el semen, llamada hematospermia, puede ser indetectable (microscópica) o visible en el fluido de la eyaculación.

Hematospermia

Se puede desarrollar debido a una infección, a un traumatismo, una inflamación o por obstrucción. También es posible que sea señal de otra enfermedad dentro de cualquier parte del aparato reproductor masculino, como puede ser la uretra, los testículos o la próstata. Sin embargo, la sangre en el semen generalmente en el resultado de la inflamación de las vesículas seminales.

Hay casos en los cuales la sangre se presenta de forma espontánea y de esta manera también puede desaparecer, pero es recomendable que se consulte con un especialista en el caso que se detecte la persistencia de sangre. Además, es aconsejable realizarse estudios para comprobar la existencia de la hematospermia ya que, como mencionamos anteriormente, en ocasiones no puede ser localizada a simple vista.

Algunos de los síntomas asociados con esta patología pueden ser:

–          Micción dolorosa (dolor al orinar)

–          Eyaculación dolorosa (cuyo término médico es dispareunia).

–          Dolor con las deposiciones

–          Sensibilidad en el escroto

Publicidad

–          Hinchazón en el escroto

–          Hinchazón y/o sensibilidad en el área inguinal

–          Lumbago (reumatismos)

–          Fiebre o escalofríos

–          Sangre en la orina

Para cuidarse diariamente de este tipo de lesiones que pueden originar hematospermia, es posible tratar las lesiones menores con reposo, aplicación de hielo y control de los síntomas, mientras que las lesiones mayores pueden tratarse con cirugías reconstructivas. Las infecciones, por otro lado, pueden tratarse con antibióticos por vía oral generalmente y las obstrucciones del aparato urinario se tratan habitualmente con cirugías.

Publicidad
Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos