Escrito por Tendenzias

Hipocondría, un problema frecuente

 hipocondria.jpg

Convicción de «tener algo malo», convicción que persiste aun en ausencia de las pruebas médicas en sentido contrario. Su prevalencia se estima alrededor del 0,1% de la población. El hipocondríaco puede ser de temple obsesivo, ansioso o depresivo. El obsesivo puede examinarse diariamente en busca de lo «que hoy me funciona mal». Cuidado si hay una conformación muy obsesiva, pues puede tratarse de un trastorno obsesivo-compulsivo con «máscara hipocondríaca».

El ansioso puede iniciar una hipocondría a partir de crisis de pánico que va atribuyendo a «cosas que funcionan mal de mi cuerpo». A lo largo de años puede desaparecer la angustia y quedar la hipocondría, como un vestigio del antiguo proceso, pero muy estructurada.

Finalmente se estará alerta con aquellos hipocondríacos que invariablemente se activan cuando se deprimen, pues aunque no se sepa con certeza si es un hipocondríaco o un depresivo con «máscara hipocondríaca», puede ser lícito un tratamiento con antidepresivos.