Escrito por

Hipofosforemia, presentación clínica

 fosforo-tetraedro.jpg

La hipofosforemia discreta ocurre en el 10 a 15% de los pacientes hospitalizados, aunque la forma grave es menos frecuente. Esta patología puede deberse a tres grandes mecanismos: redistribución del fósforo intracelular, depleción del fósforo por disminución en la absorción y depleción por pérdida renal.

El cuadro clínico de la hipofosforemia aparece cuando coexisten cifras de 2 mg/dl y depleción crónica de fósforo, la base de dichas manifestaciones es un descenso del 2,3 disfosfoglicerato intraeritrocitario y del ATP intracelular.

Es frecuente la aparición de hipercalcemia y osteomalacia, puede aparecer disminución del gasto cardíaco y ocasionar una insuficiencia cardiaca congestiva, así como fracaso respiratorio por afección muscular, esto último en general cuando la fosfatemia es inferior a mg/dl.

En el músculo esquelético es frecuente la miopatía proximal e incluso la rabdomiólisis en los casos graves. Puede producirse hemólisis cuando los valores de fósforo se sitúan por debajo de 0,5mgdl.