Escrito por

La enfermedad Púrpura| causas, sintomas y tratamiento

La enfermedad púrpura o trombocitopenia inmune primaria es una enfermedad hemorrágica de origen autoinmune. En este tipo de enfermedades, el sistema inmunitario ataca a las propias células del cuerpo, como ocurre en el lupus o en las personas que sufren psoriasis o celiaquía.

¿Qué es la enfermedad púrpura?

También conocida como púrpura anafilactoide o púrpura de Shönlein-Henoch es una enfermedad de la piel y otros órganos que suele afectar sobre todo a los niños. Es una enfermedad de carácter autoinmune. En la actualidad ya no se denomina enfermedad púrpura sino trombocitopenia inmune primaria. Esta enfermedad no se trasmite de una persona a otra.

¿Qué ocurre en esta enfermedad?

La enfermedad púrpura o trombocitopenia inmune primaria es un trastorno de la coagulación. En esta enfermedad la sangre no se coagula como debería, esto se debe a un bajo número de fragmentos de células sanguíneas llamadas plaquetas o trombocitos.

Las plaquetas se forman en la médula ósea junto a otro tipo de células sanguíneas su trabajo es sellar las pequeñas heridas o cortes que puedan surgir en los vasos sanguíneos para detener las hemorragias. Cuando no tenemos suficientes plaquetas el sangrado puede ocurrir ya sea en el interior del cuerpo o en forma subcutánea por debajo de la piel.

Con ello se forma la trombocitopenia que significa que hay menos de la cantidad normal de plaquetas en la sangre que se traduce en la aparición de moratones morados causados por el sangrado debajo de la piel y de ahí que la enfermedad reciba ese nombre ” púrpura”.

Cómo se manifiesta la enfermedad púrpura

Los pacientes con enfermedad púrpura a menudo tienen moratones que aparecen en la piel o las membranas mucosas (por ejemplo, la boca). Los hematomas indican que la hemorragia se produjo en pequeños vasos sanguíneos debajo de la piel.

Una persona que padece trombocitopénica idiopática también puede tener una hemorragia que se muestra a través de pequeñas manchas rojas o moradas en la piel, llamadas petequias, que pueden aparecer como erupción cutánea.

La enfermedad púrpura puede causar hemorragias nasales, encías sangrantes u otras hemorragias difíciles de detener. Las mujeres que tienen esta enfermedad pueden tener un sangrado menstrual más abundante de lo normal.

Una hemorragia más grande puede causar hematomas, es decir, una acumulación de sangre coagulada o parcialmente coagulada debajo de la piel. El sangrado en el cerebro es muy raro, pero puede ser potencialmente mortal si se produce.

Las causas de la enfermedad púrpura

No hay causa específica para esta enfermedad pero podemos señalar dos que son principales.

Enfermedad autoinmune

Se ha dicho de esta enfermedad que es de origen idiopático o desconocido, pero lo que sí se sabe mediante estudios es que el 60% de los casos son de origen autoinmune, en este caso los anticuerpos luchan contra las proteínas de la membrana de las plaquetas.

Normalmente, el sistema inmunitario ayuda al cuerpo a combatir infecciones y enfermedades. Pero con la enfermedad púrpura , el sistema inmune ataca y destruye las plaquetas. La razón por la que esto sucede no se conoce.

loadInifniteAdd(44636);

Infecciones bacterianas

También se ha observado, que muchas veces la enfermedad púrpura se produce debido a infecciones bacterianas o virales, o después de la exposición a medicamentos o inmunizaciones. También debido a enfermedades como el lupus o el VIH. Lo que se sabe, sin embargo, es que no es una enfermedad contagiosa o incluso hereditaria.

Los sí­ntomas de la enfermedad púrpura

Los pacientes con esta enfermedad pueden experimentar los mencionados moratones, anemia y sangrado excesivo. Además, una serie de síntomas característicos de esta enfermedad.

  • Insuficiencia renal
  • Fiebre
  • Trombocitopenia (recuento de plaquetas bajo) que da lugar a hematomas de color púrpura.
  • Hemolítica microangiopática, anemia
  • Hemorragias de las membranas mucosas
  • Defectos en la coagulación de la sangre
  • Moratones
  • Erupciones cutáneas

Dentro de las complicaciones que puede tener esta enfermedad

Conteos plaquetarios por debajo de 5000, hemorragia subaracnoidea, hemorragia intracerebal. Afortunadamente ninguna de estas complicaciones suele aparecer en pacientes con conteos sobre 20.000

Pero a su vez, la enfermedad púrpura deja muchas puertas abiertas para otras enfermedades que el paciente puede conseguir, como es la hepatitis B y hasta el SIDA. Es muy posible que se llegue a tener un tratamiento muy fuerte, pero también es importante que el paciente lo resista para poder salvarse de esta rara enfermedad.

loadInifniteAdd(44637);

Los tratamientos contra la enfermedad púrpura

Al inicio de los signos y síntomas, es aconsejable ponerse en contacto con el médico que, gracias a una serie de análisis y exámenes , establecerá el diagnóstico y, por lo tanto, la terapia más adecuada según el caso específico. Además del examen médico, el estudio de los síntomas y los análisis de sangre , también pueden ser necesarios otros exámenes , como la biopsia.

El tratamiento está reservado para los casos más graves con una hemorragia importante. Entre los tratamientos usados están.

Tratamiento de la causa subyacente de la trombocitopenia

Si el médico puede identificar una condición o un medicamento que esté causando su trombocitopenia, abordar esa causa puede aclarar la enfermedad púrpura.

Por ejemplo, si se tiene trombocitopenia inducida por heparina, el médico indicará que se deje de usar heparina y recetará un anticoagulante diferente. La trombocitopenia puede persistir durante una semana o más a pesar de suspender toda la terapia con heparina.

Transfusiones de sangre o plaquetas

Si el nivel de plaquetas es demasiado bajo, el médico puede reemplazar la sangre perdida con transfusiones de glóbulos rojos o plaquetas.

Medicamentos

Si la condición está relacionada con un problema del sistema inmunitario, el médico puede recetar medicamentos para aumentar el recuento de plaquetas. El medicamento de primera elección puede ser un corticosteroide. Si eso no funciona, él o ella puede probar medicamentos más fuertes para suprimir el sistema inmune.

loadInifniteAdd(50325);

Cirugía

Si otras opciones de tratamiento no ayudan, el médico puede entonces aconsejar una cirugía para extirpar el bazo (esplenectomía).

Intercambio de plasma

La enfermedad púrpura o trombocitopénica puede provocar una emergencia médica que requiera el intercambio de plasma.

Si tienes o tus hijos tienen, enfermedad púrpura puedes tratar de aplicar además estos remedios caseros:

Evit las actividades que podrían causar lesiones

Pregúnta al médico qué actividades son seguras para ti. Los deportes de contacto, como el boxeo, las artes marciales y el fútbol, conllevan un alto riesgo de lesiones.

Bebe alcohol con moderación

El alcohol disminuye la producción de plaquetas en su cuerpo. Simpre debes preguntar al médico si está bien que tomes alcohol.

Ten cuidado con los medicamentos de venta libre

Los analgésicos de venta libre, como la aspirina y el ibuprofeno (Advil, Motrin IB, otros) pueden afectar la función plaquetaria.

loadInifniteAdd(64314);

Finalmente, el pronóstico depende de la causa que condujo a la presencia del trastorno, la puntualidad de la intervención y la gravedad de la afección, así como del estado de salud y la edad del paciente.

Artículo de interés: