Escrito por Tendenzias

La operación de fimosis: cuándo se recomienda y en qué consiste

Quizás nos sorprendería saber que todos los niños varones nacen con fimosis, lo normal es que ésta desaparezca a lo largo de la infancia y pubertad. Cuando la fimosis no desaparece por sí sola puede que sea necesario recurrir a técnicas quirúrgicas. Hoy vamos a conocer mas sobre la operación de fimosis: cuándo se recomienda y en qué consiste.

La operación de Fimosis: cuándo se recomienda y en qué consiste

Cuando tenemos un diagnóstico de fimosis en nuestro hijo, la preocupación en los padres se convierte en evidente, quizás no sea un tema del que se hable mucho sin embargo es una condición que sufren muchos niños. Luego no os asustéis, es bastante habitual y además con una sencilla solución.

Todos los niños cuando nacen lo hacen con el prepucio fusionado al glande, por lo tanto todos los niños varones nacen con fimosis. Esta fimosis irá desapareciendo a medida que el bebe pase por la infancia y pubertad.

Se estipula que a partir de los 13 años el niño ya debe poder retraerse sin ningún problema. Esta edad no es exacta, pero si nos puede servir como edad de referencia.

¿Qué es la Fimosis?

El pene del varón está formado por el prepucio que es un tejido que recubre el pene e impide que el glande quede al descubierto, es decir, tiene una función protectora del glande. Pero este prepucio deberá poder retraerse y estirarse sin dificultad y sin dolor.

En los bebés, cuando nacen y como ya hemos comentado, el glande y el prepucio permanecen fusionados y será durante el periodo de infancia y pubertad cuando esta fusión comenzará a desaparecer, hasta que la piel del prepucio pueda bajar. 

La operación de Fimosis: cuándo se recomienda

La fimosis es una patología que comienza en el nacimiento del niño, aunque en la mayoría de las ocasiones, ésta desaparece durante la niñez y pubertad, como ya hemos visto, pero cuándo se recomienda su operación.

La operación de Fimosis: en adultos

El prepucio deberá bajar completamente y sin dolor, en caso contrario, el hombre encontrará problemas para poder llevar una vida sexual plena. La imposibilidad de poder liberar completamente el glande, conlleva:

  • Dolor al mantener relaciones sexuales
  • Posibilidad de heridas y lesiones en la piel de esta zona
  • Dolor o dificultad al orinar
  • Retención de orina e infecciones
  • Acumulación de secreción

La operación de Fimosis: en niños

La operación de fimosis, será una opción que el pediatra propondrá a los padres cuando otras terapias hayan fallado. Terapias como pueden ser en el baño, ir bajando el prepucio del bebé poco a poco, cremas, etc.

Aproximadamente a los 3 ó 4 años de edad, la piel del prepucio se vuelve más flexible y más fina, si a pesar de esto, de pasar por este proceso, todavía no se puede bajar de manera fácil, será necesario iniciar un tratamiento que comenzará por la administración de cremas corticoides.

Estas cremas con corticoides se utilizan para que el prepucio adquiera mayor elasticidad y pueda bajar de manera sencilla. Tener fimosis no significa que el niño tenga problemas, mientras es niño, como hemos visto estos problemas aparecen en su mayoría, cuando se inician las relaciones sexuales.

Por este motivo es aconsejable esperar todavía unos años más para tomar la decisión de operar ya que en muchas ocasiones, el problema se soluciona de manera natural antes de los 10 años.

La operación de Fimosis: En qué consiste

En la mayoría de los casos, las operaciones de fimosis se realizan en edades tempranas, es decir, cuando el paciente es niño o adolescente, pero no es exclusivo de estas edades, sino que puede realizarse con cualquier edad.

Esta operación también la podemos conocer como circuncisión. Se trata de cortar una parte de la piel que recubre el glande para que éste acabe cuando comienza el glande.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Después se procederá a dar unos puntos de sutura en la piel con hilo absorbible y en un periodo de 15 días, éstos habrán desaparecido completamente. Esta operación no requiere ingreso hospitalario por lo que el niño o el adulto podrá marcharse el mismo día de la intervención.

La operación de Fimosis: Recuperación

Después de la intervención y tras la eliminación de la anestesia, el paciente puede que sienta algunos dolores en la zona intervenida. Estos dolores desaparecerán con la medicación que el facultativo recetará. Un tratamiento con antiinflamatorio y analgésico para el dolor de los primeros días.

Hay que tener en cuenta que según pase el tiempo, el dolor irá disminuyendo. La recuperación tras una operación de fimosis conllevará una serie de molestias que habrá que tener en cuenta como son:

  • El tiempo de recuperación de la herida puede alargarse hasta 3 semanas
  • Evitar los ejercicios bruscos, hasta pasadas al menos esas 3 semanas. Evita correr o saltar.
  • Puede darse el caso de sangrado durante las primeras veinticuatro horas, en este caso no hay que alarmarse demasiado, es habitual. Para tratarlo aplicaremos una gasa estéril y presionaremos durante 10 minutos.
  • En caso de inflamación, aplica compresas frías en la zona, nunca con el hielo en contacto directo con la piel o la quemaremos. Estas compresas deberás aplicarlas durante 20 minutos y descansar, así sucesivamente hasta que la inflamación y el dolor vayan disminuyendo.
  • Curas cada 24 horas consistente en retirar la cura y sustituir el apósito por otro limpio, posiblemente además tengamos que aplicar algún tipo de pomada antibiótica.
  • Normalmente no hay ningún tipo de problema en que el paciente se duche o se bañe, aunque la herida deberá ser tratada con un jabón muy suave. El niño o adulto sentirá alivio cuando se encuentre bajo el agua.

La operación de Fimosis: Cuando hay que llamar al médico

No es una operación que conlleve un riesgo excesivo, son operaciones que se realizan a diario y con un éxito total, siempre que se sigan las pautas que el médico haya dictado, sobre todo en materia de higiene.

No obstante será motivo de avisar al facultativo o de acudir a un centro médico, cuando:

  • La herida sangra sin cesar pese a la compresión recomendada
  • La herida supura
  • El dolor se intensifica lejos de disminuir
  • El pene comienza a inflamarse y adquiere un color rojo o morado

La operación de Fimosis : Beneficios

Con la operación de fimosis no solo permitirá liberar el glande, sino que también:

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);
  • Ayudará a prevenir cáncer de pene
  • Ayuda a mantener una mayor higiene en la zona ya que al poder liberar el glande, se podrá acceder a las zonas de acumulación de secreciones, además de reducirlas.
  • Mejora las relaciones sexuales, ya que no existe dolor y el momento de la eyaculación se podrá retrasar.
  • Prevenir infecciones de tipo urinario.
  • En algunas ocasiones se ha notado un posible aumento del tamaño del pene, esto es debido a que al liberar la tensión que el glande ha sufrido, éste adopta la posición que tenía que haber sido habitual, por lo que la sensación de crecimiento tanto en longitud y en grosor es real.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos