Escrito por

Los riesgos del piercing

Aunque estéticamente se trate de un artículo decorativo, el uso del piercing conlleva una serie de riesgos que de no ser tratados adecuadamente podría producir serias complicaciones en la salud de la personas. Aquí algunos consejos para protegernos de los daños que conlleva el uso de piercing.

Si estás pensando en colocarte un piercing, te convendría saber de los riesgos que produce este tipo de perforaciones en la piel. Básicamente, todo depende del lugar que elijas para establecer un cuidado personal e higiénico minucioso.

En caso de tratarse de la boca, el poco cuidado de la herida podría originar una retracción de la encía que además de ser poco estético, te ocasionará un dolor agónico. Se ha hecho muy común colocarse un piercing en los genitales, un verdadero peligro para contraer infecciones que podrían ocasionar una posible complicación en la eficiencia sexual.

El error que cometen cientos de jóvenes es preocuparse únicamente por el lugar en que insertarán la nueva perforación, ya sea en el ombligo, la ceja o los labios, cuando en realidad deberían informarse sobre el procedimiento general que conlleva la aplicación del piercing en determinadas partes del cuerpo.

Los jóvenes que se someten a varias perforaciones deben cumplir un régimen disciplinado de higiene y cuidado, obedeciendo los consejos para el mantenimiento de la herida provocada. En ese sentido, lo más aconsejables es acudir a lugares seguros y certificados, de lo contrario, estarías exponiéndote a los peligros e infecciones en la piel a causa de un piercing. Recuerda que tú tienes la última palabra.

Publicidad
Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos