Escrito por Tendenzias

Menopausia, importancia clínica

 enmother.jpg

El incremento no sólo de la esperanza de vida, sino también de los deseos de que ésta sea de una mejor calidad, han originado que la menopausia, considerada hasta hace unos años como otra etapa más de la vida adquiera en los países industrializados un papel protagonista, de forma que el médico de Atención Primaria se encuentra a diario con mujeres que solicitan información sobre las ventajas e inconvenientes de los diferentes tratamientos al respecto, así como de los hábitos higiénico-dietéticos recomendables.

Desde el punto de vista médico, la menopausia consiste en la desaparición de la función de un órgano endocrino (el ovario), lo que origina una deprivación estrogénica permanente que produce alteraciones importantes en el organismo de la mujer.

Uno de los aspectos más controvertidos es acerca de si se debe considerar una situación fisiológica o, por el contrario, se trata de la alteración de un órgano endocrino ante la que hay que adoptar una actitud terapéutica.

En general, el cese de la función ovárica no se instaura de forma súbita; se denomina perimenopausia o climaterio a la etapa de la vida en la que aparecen las primeras manifestaciones clínicas y hormonales de fallo ovárico hasta 1-2 años después de la última menstruación (o menopausia).

Dado que no todas las mujeres experimentan los mismos síntomas ni en el mismo orden de aparición y que el término menopausia hace referencia especialmente a la última menstruación (para lo que deben transcurrir entre 6-12 meses sin menstruaciones posteriores), creemos más oportuno la utilización del término perimenopausia para referirnos a esta etapa.