Publicidad
Escrito por

Microdietas o dietas muy bajas en calorías

 fuerza-vital.jpg

Publicidad

Las dietas con muy bajo contenido calórico pueden prepararse con alimentos naturales o bien utilizar las fórmulas ya comercializadas. Los preparados disponibles consisten en diversas combinaciones de proteínas de alto valor nutritivo procedentes de la leche o huevo, con un mínimo de hidratos de carbono, minerales y vitaminas, y tienen un contenido energético que oscila entre 150-600 kcal. Su popularidad es enorme y a sus efectos metabólicos se añaden una acción anorexígena de tipo placebo.

La ventaja de este tipo de dietas es que pueden sustituir las comidas normales durante un período limitado de tiempo, produciendo un considerable déficit de energía que permite lograr importantes y rápidas pérdidas de peso (de 1-2,5 kg/semana), similar al que se obtendría con un ayuno total.

No se ha descrito aumento de mortalidad. El principal problema que comportan es la pérdida de masa muscular, por lo que se recomienda no prescribirlas durante un período superior a 2 meses y se deben complementar con un programa intensivo de ejercicio.
Pueden indicarse, ambulatoriamente, a personas jóvenes y sanas que desean adelgazar en poco tiempo, pero son menos útiles en los casos de obesidad de larga evolución que requieren tratamientos prolongados y sobre todo una modificación de los hábitos y conducta alimentaria que posibilite el mantenimiento de la reducción ponderal. No deben emplearse en pacientes con nefropatía, hepatopatía crónica, insuficiencia cardíaca congestiva, o con antecedentes de infarto agudo de miocardio o arritmias severas.

Publicidad
Publicidad
Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos