Escrito por

Niños que padecen aterosclerosis

presiomn.jpg

Los niños con factores de riesgo para la enfermedad cardíaca (como obesidad, hipertensión, diabetes hipercolesterolemia) ya muestran indicaciones de acumulación grasa en sus arterias que podrían causar ataques cardíacos cuando sean adultos.

Se hace necesario comenzar a evaluar y tratar los factores de riesgo para la enfermedad cardíaca en los niños.


Se han hecho investigaciones con métodos no invasivos para medir el flujo sanguíneo arterial y el grosor de las paredes arteriales en los niños con y sin factores de riesgo para enfermedad cardíaca.

En muchos casos, los niños con factores de riesgo para la enfermedad cardíaca mostraban señales precoces de aterosclerosis.

Estos hallazgos subrayan la necesidad de que los padres y médicos prevengan y traten los factores de riesgo cardiovascular en los niños.
La dieta y el ejercicio son especialmente importantes para controlar el creciente problema de obesidad infantil.
La obesidad pone a los niños en riesgo de hipertensión arterial, diabetes e hipercolesterolemia.
Las dietas de los niños han cambiado dramáticamente, influenciadas por los comerciales de televisión y la conveniencia de la comida rápida.

Los niños comen demasiados alimentos grasos y procesados, y los padres necesitan involucrar a sus hijos en actividades regulares de ejercicio y reducir las comidas grasas, enfatizando alimentos saludables como las verduras.

Otro factor a tener en cuenta, es que los padres no deberían fumar en presencia de sus niños y, si hay antecedentes de colesterol alto en la familia, los niveles de colesterol de los niños deben ser evaluados.

Actualemente, se hacen las mismas recomendaciones a adultos y a niños.

Debemos ser concientes, que tiene que haber un método orientado a la familia para la prevención cardiovascular y para resolver estos factores de riesgo.

Vía: cepvi