Escrito por Tendenzias

Omeprazol – Dosis, Para qué Sirve y Efectos Secundarios

Si alguna vez has sufrido de gastritis, reflujo o acidez estomacal, es muy probable que alguien te haya recomendado consumir Omeprazol. En esta ocasión te presentamos todo lo que necesitas saber de este medicamento.

Qué es Omeprazol

Omeprazol es un medicamento de los llamados inhibidores de la bomba de protones, los cuales se utilizan principalmente reducir o controlar de manera continuada la producción del ácido de su estómago ya que su ingesta puede reducirlo hasta en un 80%.

Debido a su eficacia y a lo fácil que es adquirirlo ya que el omeprazol lo venden sin receta médica, este medicamento se ha convertido en el más popular para tratar las molestias estomacales, sin embargo es importante que antes de consumir cualquier medicamento acudas a tu médico de confianza.

Para qué sirve el Omeprazol

El uso de Omeprazol está indicado en diversos casos, siendo su aplicación más conocida por los pacientes el tratamiento de trastornos o molestias estomacales tales como: reflujo gástrico, acidez estomacal, gastritis y úlcera péptica.

También es utilizado como parte del tratamiento para eliminar la Helicobacter pylori, la cual es una bacteria causante de infecciones estomacales, úlceras pépticas y en los casos más severos puede provocar cáncer de estómago. Omeprazol en este caso es indicado como complemento de la terapia antibiótica que el médico indique una vez que de acuerdo a los análisis correspondientes se confirme la presencia de esta bacteria en su organismo.

En casos de pacientes en tratamiento de antibióticos no esteroideos, es práctica relativamente común el administrar una dosis preventiva de Omeprazol para prevenir la aparición de gastritis o úlceras pépticas (siempre que estos sean uno de los efectos secundarios del medicamento antibiótico) y principalmente se suministra a pacientes con alto grado de riesgo: personas de la tercera edad, enfermos crónicos o personas con antecedentes previos de ulceraciones.

Es importante destacar que Omeprazol no es un medicamento gastroprotector, es decir: no crea una barrera que prevenga la gastritis o molestias estomacales; por lo que es incorrecto el utilizar este medicamento como medida preventiva antes o después de ingerir una comida copiosa, beber en exceso o tomar alguna aspirina.

En realidad ya que la función de Omeprazol es reducir la producción de ácido gástrico, el cual es muy importante en el proceso digestivo, al inhibirlo podemos desencadenar problemas intestinales que resulten en alguna afección más severa que la que intentamos prevenir.

Omeprazol es un medicamento aplicado al tratamiento de síntomas que causan malestar estomacal sin embargo no es una cura ni elimina ninguna enfermedad, por lo que es importante que se identifiquen las causas subyacentes que generan la condición de reflujo gástrico para tratarlas a fondo y eliminarlas de raíz.

También se utiliza como tratamiento del Síndrome de Zollinger-Ellison y para impedir el sangrado del tracto gastrointestinal en pacientes enfermos de gravedad.

Omeprazol: dosis

Omeprazol generalmente se consume de forma oral, de preferencia en ayunas y al menos treinta minutos antes de ingerir alimentos. No causa interacción ni malestar al tomarse con alimentos, pero su funcionamiento es más efectivo con el estómago vacío.

Es importante que al tomar omeprazol tragues las cápsulas completas, con un vaso de agua, evitando masticar los gránulos. Si tienes problemas para tragarla completa, abre la cápsula y cuidadosamente vierta su contenido en zumo o compota de frutas que consumas sin masticar con un vaso de agua.

También es posible encontrar dosis inyectables las cuales deberán ser administradas de manera intravenosa por personal calificado para su manejo.

La forma de cómo tomar omeprazol será siempre debe de tomarse siguiendo las indicaciones del médico, las cuales variarán según la patología que se esté tratando. Las dosis más comunes son:

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);
  • Indigestión por acidez: 1 cápsula de 20 mg al día durante 4 semanas
  • Úlcera gástrica y úlcera duodenal: 1 cápsula de 20 mg al día, durante 4 a 8 semanas. Dependiendo el tamaño de la úlcera puede llegar hasta 40 mg al día por 8 semanas
  • Esofagitis por reflujo: 1 cápsula de 20 mg al día, durante 4 semanas
  • Úlceras causadas por Helicobacter pylori: 1 cápsula de 20 mg dos veces al día, durante una semana. Adicional al medicamento antibiótico que le sea prescrito
  • Síndrome de Zollinger-Ellison: De 60 a 120 mg una vez al día, durante el tiempo que sea necesario de acuerdo a la prescripción

Toma el Omeprazol siguiendo fielmente lo indicado por tu médico. Si olvidas alguna de tus dosis, tómala inmediatamente. Sin embargo, si la ingesta de la siguiente está cerca, simplemente déjala pasar y sigue con el tratamiento. No dobles la ingesta para reponer la que se olvidó. No aumentes ni disminuyas las dosis, ni extiendas el tiempo del tratamiento.

Es importante que aún cuando te sientas mejor y los síntomas hayan desaparecido, no interrumpas su tratamiento sin consultar a tu médico.

Efectos secundarios del Omeprazol

Omeprazol es un medicamento muy seguro y en general es bien tolerado por los pacientes, teniendo una muy baja incidencia de efectos secundarios severos; sin embargo todo fármaco conlleva riesgos. Veamos cuáles son los riesgos y efectos secundarios del omeprazol más frecuentes:

  • Diarrea
  • Dolores de Cabeza
  • Estreñimiento
  • Náuseas

Efectos secundarios poco frecuentes:

  • Vómito
  • Erupciones cutáneas
  • Fiebre
  • Dolor muscular o entumecimiento
  • Hinchazón de pies y tobillos

Tomas prolongadas de Omeprazol

Si se toma Omeprazol por más de un tres meses es posible que genere una bajada en los niveles de magnesio en sangre. Esto puede causarte fatiga, contracciones musculares involuntarias, desorientación, convulsiones, mareos y aumento del ritmo cardiaco.

Si tomas este medicamento por más de un año puede aumentar ligeramente el riesgo de fractura de cadera, muñeca y columna vertebral. En algunos casos, el Omeprazol puede incrementar el riesgo de osteoporosis.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

Existe además un debate médico al respecto de si la toma de Omeprazol por más de dos años puede provocar anemia e incluso demencia,  ya que inhibe la absorción de vitamina B12, mientras que otros profesionales de la salud desmienten esta teoría considerándola sensacionalista. Si se te ha prescrito Omeprazol por un tiempo prolongado, no hagas especulaciones: habla con tu médico acerca de la suplementación vitamínica que pudiera o no necesitar.

Contraindicaciones del Omeprazol

Es absolutamente imprescindible que conozcas las contraindicaciones del omeprazol. El motivo es que algunos de sus componentes pueden ralentizar la absorción de otros medicamentos. Además, es innegociable que su administración esté supervisada por un médico. Es más, el control periódico es imprescindible, por si hay que modificar la dosis o la duración del tratamiento. No hacerlo, puede derivar, a largo plazo, en peligrosos tumores gástricos.

Ni que decir tiene que en mujeres embarazadas, su consumo debe estar controlado al milímetro. A pesar de que recientes estudios han demostrado que ni durante la gestación, ni durante la lactancia, el omeprazol afecta a la salud del bebé o la madre, mejor prevenir. Y es que un medicamento tan fuerte, es mejor evitarlo, si se puede, en una situación como es el embarazo.

Omeprazol agua

Por cierto, para madres interesadas (y cada vez son más) en una operación de mamas, echar un ojo a este artículo, no os vendría mal: ¿Cuántos tipos de cirugía mamaria hay?

La realidad, no obstante, basada en minuciosos estudios, dicta que sólo uno de cada 100 pacientes tratados con omeprazol, tiene efectos secundarios. Además, los más comunes no son excesivamente graves, aunque sí molestos. Hablamos de náusesas, gastrointeritis, migrañas, fatiga, estreñimiento, mareos o ansiedad.

Omeprazol

En algunos casos más aislados, estos síntomas sí pueden revestir algo más de gravedad. Hablamos de pancitopenia, trombocitopenia, neutropenia o erupciones. No es lo habitual. Como tampoco lo son las anemias hemolíticas o la ginecomastía.

loadInifniteAdd(infinite_adv_3);

Genéricos del Omeprazol

Como es habitual desde hace tiempo, hay genéricos del Omeprazol que suponen al consumidor un ahorro considerable. Toda vez que tienen el mismo principio activo, el resultado es el mismo. Lo que no tienen es la marca o el sello de una gran farmacéutica, que es lo que suele encarecer los precios sobremanera.

El omeprazol está localizado en el grupo de los antiulcerosos y se define como inhibidor de la bomba de protones. Esta bomba, en concreto, está en la pared de unas células que rodean todo el estómago. Su misión es la de usar estas bombas para generar el ácido del estómago que, a la postre, disuelve la comida que le va llegando. Al tomar omeprazol, lo que hacemos es limitar la cantidad de ácido que se genera, impidiendo el flujo habitual de la digestión.

Omeprazol pastilla

Los nombres comerciales bajo los que se puede encontrar en las farmacias son: Arapride, Audazol, Aulcer, Belmazol, Ceprandal, Dolintol, Elgam, Emeproton, Gastrimut, Losec, Miol, Novek, Nuclosina, Omapren, Ompranyt, Parizac, Pepticum, Prysma, Ulceral, Ulcesep y Zimor. Por supuesto, no te olvides de los genéricos del Omeprazol.

Si lo que quieres es controlar tu estómago desde fuera, es decir, con una alimentación adecuada y equilibrada, este artículo te vendrá de maravilla: Colesterol bueno: qué es y cómo aumentarlo. Y es que, en ocasiones, cambiar un poco nuestros hábitos y comenzar a cuidarnos, es mucho más efectivo que cualquier medicamento que, al fin y al cabo, conlleva unas consecuencias a nuestro cuerpo.

También te puede interesar:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos