Escrito por

Prevención del suicidio

 suicidio.jpg

 

El principal factor de riesgo para el suicidio es el trastorno psiquiátrico. La gran mayoría de personas que se suicidan sufren trastornos afectivos (depresión en el 30-70% de los suicidas), abuso de alcohol u otras drogas o esquizofrenia. Otros factores de riesgo para el suicidio incluyen: divorcio, separación, desempleo, enfermedad física grave, vivir solo y duelo reciente.

 

La mayoría de autores no recomiendan la búsqueda sistemática de la ideación suicida en las personas asintomáticas de la población general.

 

 Recomendaciones:

 

Atender especialmente al bienestar emocional y a la ideación suicida en las personas con los factores de riesgo mencionados:

– Trastornos psicopatológicos de tipo afectivo, abuso de drogas o esquizofrenia.
– Situaciones psicosociales relevantes para el problema: divorcio, separación, desempleo, enfermedad física grave, soledad o duelo reciente.
– Pacientes que han sobrevivido a un intento suicida.
– Pacientes que padecen repetidos traumatismos y accidentes (hay que realizar el diagnóstico diferencial con el consumo de drogas).
– Pacientes que acuden al equipo quejándose de ideación suicida.
– Pacientes que consultan por otros motivos pero que admiten una ideación suicida.
– Pacientes que, a pesar de negar su ideación suicida, muestran un potencial para el suicidio.