Escrito por

¿Que es la Tos? Causas, tipos y tratamiento

Ya sea porque estamos resfriados, somos alérgicos o tenemos mal la garganta, la tos es algo que a todos nos ha afectado en algún momento de nuestras vidas, pero esta puede ser más o menos grave y durar poco tiempo o desgraciadamente, hacerse crónica. Veamos a continuación, ¿Qué es la Tos? Causas, tipos y tratamiento.

¿Que es la Tos?

La tos es un reflejo natural, que se produce cuando por ejemplo como estornudos o al tragar, y es la respuesta del cuerpo a la irritación de las vías respiratorias (faringe, laringe, tráquea, bronquios, pulmones).

No es una enfermedad en sí misma, pero sin duda es el signo de una infección o una inflamación.

Hay que distinguir entre tos seca (no productiva), que expresa un estado de irritación y a menudo trastoca el sueño, y tos productiva, que secaracteriza por la producción de flema, incluso en cantidades significativas.

Causas de la Tos

La tos, que es apoyada y ajustada por un circuito nervioso real, que puede ser favorecido o activado no sólo por infecciones (virales o bacterianas), sino también por la inhalación de sustancias irritantes (humo, solventes, amoníaco) o haber sido sensibilizado.

A veces, de manera más simple, es inducido por tragar mal (a veces la misma saliva) lo que nos lleva a que acabemos tosiendo

Las formas graves de tos son las asociadas con insuficiencia cardíaca y neoplasias faringolaríngeas y broncopulmonares.

Finalmente, la tos también puede ser un síntoma de una exacerbación aguda de la bronquitis crónica. Y en algunos también puede ser de naturaleza psicosomática: la llamada tos histérica, generalmente vinculada a estados ansiosos.

Síntomas comunes

En general, la tos es precedida por una inhalación rápida y profunda, de la que depende la intensidad del sonido, y se manifiesta con una exhalación rápida y fuerte contra una glotis cerrada: la columna aérea así árbol respiratorio comprimida provoca la apertura brusca de la glotis misma y, escapando, determina la vibración característica de las cuerdas vocales.

Es importante observar los caracteres y el progreso de la tos: las infecciones respiratorias generalmente van precedidas de tos seca, a menudo persistente, que después de unos días implica la formación de flema.

Por otro lado, es el mecanismo por el cual las vías respiratorias inferiores pueden liberarse del moco, producidas en mayor cantidad en caso de agresión por microorganismos o factores externos.

Un tipo particular de pleno derecho es la tos ferina : en este caso representa el efecto sobre el sistema nervioso central de una toxina en particular, producida por la bacteria responsable de la enfermedad ( Bordetella pertussis ) y está precedido por un ruido inconfundible, asimilado al burro rebuznando , debido a una introducción forzada de aire en el tracto respiratorio.

La asociación de la ronquera permite relacionar la tos con la presencia de laringitis .

Tipos de Tos

Existen distintos tipos de tos y en función de como sea, podemos saber qué tratamiento aplicar o si debemos o no, acudir al médico. Son estos:

Tos seca y ronca

Causada por la inflamación de las primeras vías respiratorias, la laringe y la tráquea, generalmente de naturaleza viral; se interviene humedeciendo el tracto inflamado a con aceites expectorantes (eucaliptol) y después con fármacos antitusivos.

Tos seca acompañada de fiebre alta

Este tipo de tos produce dificultad para respirar y malestar general; Es causada por una inflamación de la epiglotis, epiglotitis aguda, a su vez generada por un ataque viral de bacterias.

Tos catarral y persistente

Es una tos con cuerpo acompañada de altas secreciones de moco, debido a las más diversas infecciones que afectan las vías respiratorias. La terapia en este caso incluye antitusivos y mucolíticos, en posible asociación con antibióticos.

Tos convulsiva o tos ferina

Enfermedad infecciosa típica de la infancia para la cual se puede vacunar.

Tos seca con pitído

Este es un tipo de tos  que tiene que ver a menudo con una tos alérgica asmática, y que puede ser tratada con medicamentos anti-asma o incluso con glucocorticoides.

Duración de la Tos

En la mayoría de los casos, parece que todos estamos convencidos de que la tos debe desaparecer en 7 a 9 días, sin embargo, según el tipo de tos puede durar mucho más tiempo, y esto no significa necesariamente que tengamos una enfermedad respiratoria más grave o que debas recurrir a antibióticos para tratarla, también porque, en muchos casos desaparecerá por sí solo.

Recientemente, una investigación realizada por investigadores de la Universidad de Georgia en Atenas ha demostrado que las expectativas sobre la tos y la curación son muy diferentes entre las personas y que, en la mayoría de los casos, se espera que desaparezcan dentro de un plazo razonable; un período de tiempo, que no excede los 10 días. La realidad, sin embargo, es que la tos a menudo necesita más tiempo para irse, en muchos casos completamente sola.

La revisión examinó 19 estudios que incluyeron desde un mínimo de 23 personas hasta un máximo de 1.230 cada una, afectadas por bronquitis aguda: una condición que se caracteriza por una tos persistente.

Los datos analizados permitieron a los investigadores descubrir que, en promedio, la tos duró 17.8 días. Sobre la base de estos números, los autores del estudio involucraron a otros 500 adultos que fueron entrevistados sobre sus expectativas de duración de la tos y sobre los tratamientos que realizarían (o realizarían) para su tratamiento.

El profesor Mark Ebell, autor principal del estudio, y colegas de la Facultad de Salud Pública de la UG, encontraron que la mayoría de los encuestados cree que la tos debe durar un promedio de 7-9 días. La duración esperada varió, sin embargo, en unos pocos días, dependiendo de si la persona padecía tos por resfriado, bronquitis, asma o enfermedad pulmonar crónica.

«Sabía que la bronquitis suele durar un par de semanas», explica en la nota UG, prof. Ebell, pero quería ver si esta era mi impresión o si era realidad. Existe evidencia bastante evidente de que la brecha es real, por lo que debemos hacer más para educar a los pacientes sobre lo que pueden esperar al desarrollar la tos “.

La brecha citada por el autor del estudio está entre la duración real de la tos y las expectativas de los pacientes. No es sorprendente que cuando la tos dure más de cuatro o cinco días, los pacientes con tos generalmente pregunten al médico si es apropiado tomar antibióticos.

“Tan pronto como las personas acuden al médico debido por  tos o resfriado”, subraya Ebell, el 60 por ciento o más reciben un antibiótico, mientras que solo un pequeño porcentaje necesitaría un antibiótico o se beneficiarían de él “.

Aunque algunos pacientes en riesgo realmente necesitan antibióticos en algunos casos, dice el investigador, la mayoría de las personas no lo necesitan y sería suficiente para ellos dejar que la tos siga su curso. De este modo, la próxima vez que tengas tos deja que pasen más de nueve días y comprueba si en un par de semanas se ha ido del todo.

Tratamiento contra la Tos

En cuanto al tratamiento, en primer lugar, siempre es recomendable observar el progreso de la tos, comprender si tiende a mejorar con el tiempo, si aparece o se vuelve más insistente a la hora de acostarse, o si siempre está presente, día y noche, con la misma intensidad.

Los medicamentos deben usarse correctamente: en particular, se usan mucolíticos en caso de tos con flema, que  la hacen más fluida y facilitan su eliminación; los sedantes, por el contrario, son adecuados en el caso de una tos seca y molesta.

Los mucolíticos también pueden administrarse en aerosol. De esta forma, llegan fácilmente a las vías respiratorias pequeñas, donde realizan una acción de limpieza mecánica efectiva.

Una recomendación útil es beber mucho, tanto porque las secreciones respiratorias son ricas en líquidos como porque un buen estado de hidratación es funcional para que la flema sea más fluida.

En la temporada de frío, es aconsejable mantener en las habitaciones con calefacción a un grado óptimo de humedad, que está entre 50 y 60%. Para este fin, se puede instalar un dispositivo eléctrico capaz de vaporizar el agua, el llamado humidificador.

Cuándo consultar al médico

Se debe llamar al médico en caso de esfuerzo considerable para respirar, con sensación de falta de  aire, hinchazón considerable de las venas en el cuello y acentuación de los espacios intercostales.

También debes avisar al médico si el color de la piel y las membranas mucosas (en particular los labios y la boca) tiende a ser rosado, azulado. O cuando la tos tiene lugar en el contexto de un ataque de asma .

También se debe contactar si hay un deterioro notable en las condiciones generales o si se observa un aumento febril, aunque sea levemente, en la noche.

Artículo de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos