Escrito por Tendenzias

Quiste de Bartolino | Síntomas, causas y tratamiento

No es un problema grave aunque si puede ser molesto. Los quistes de Bartolino son unas glándulas que se encuentran localizadas en ambos lados de la vagina, normalmente tiene una función de lubricación, pero ¿qué ocurre cuando esa glándula se obstruye?, entonces es cuando podemos hablar de la formación de un quiste de Bartolino. Hoy vamos a dedicar nuestro artículo al Quiste de Bartolino | Síntomas, causas y tratamiento para solucionar esta molesta dolencia.

Qué es el quiste de Bartolino

Las glándulas de Bartolino se encuentran a ambos lados de la vagina. Si se obstruyen pueden llegar a formar un quiste, es el llamado quiste de Bartolino. El quiste puede ser indoloro y apenas presentar síntomas pero distintas bacterias comunes como puede ser la E. Coli o las que causas enfermedades de trasmisión sexual como la clamidia pueden llegar a infectar el quiste, lo que se llama también bartolinitis.

El quiste o también conocido como absceso de Bartolino, se trata de una enfermedad o dolencia localizada en el aparato reproductor femenino. Este absceso tiene mayor incidencia entre mujeres de 20 a 29 años. Este tipo de quistes podrán resultar muy molesto e incluso doloroso a la hora de mantener relaciones sexuales aunque en sí, la enfermedad no es grave.

Según los últimos estudios estadísticos, se cree que solo un 2% de la población femenina han sufrido en algún momento de su vida la inflamación de estas glándulas de Bartolino. Estas glándulas son las responsables de lubricar la vagina y como ya hemos comentado, se encuentran localizadas justo detrás de cada lado de los labios mayores que rodean la vagina, su tamaño no supera 1 cm.

Las glándulas de Bartolino secretan flujo necesario para las relaciones sexuales, este flujo se trasporta por unos finos conductos en la vagina. Si estos conductos se obstruyen se puede formar un bulto o cavidad llena de líquido, lo que se conoce como un quiste.

Síntomas del quiste Bartolino

Normalmente este tipo de quistes no presenta ningún tipo de síntomas, salvo que se infecte. Los principales síntomas son los ya mencionados, debido al tamaño que puede adquirir, éste puede presionar la vulva y producir molestias tanto para andar como para sentarse.

A la hora de tener relaciones sexuales, se puede sentir dolor, a parte de la inflamación, no podemos olvidar que es una glándula para lubricar y esa función mientras está taponada, no la puede realizar correctamente. También y debido a la infección que se puede producir, podrá sentir episodios de fiebre.

A la hora de acudir a un facultativo, éste buscará principalmente la existencia de infección bacteriana, e incluso y dependiendo de la edad de la paciente, sería conveniente analizar el fluído para saber si la obstrucción se puede deber a un problema en el espesor del fluido debido a otras causas.

Un quiste pequeño o no infectado no suele producir síntomas, la mujer incluso puede que no note nada. Sin embargo si existe un bulto que duele cerca de la abertura vaginal es probable el quiste se haya infectado. En este caso los síntomas más comunes son:

  • Dolor en la zona vaginal
  • Molestias al caminar o sentarse
  • Dolor durante el coito
  • Fiebre

Causas del quiste Bartolino

Como ya hemos comentado, estas glándulas se encuentran localizadas entre los labios menores y la vagina, concretamente, las paredes de la vagina.

La misión del estas glándulas es la de lubricar toda la zona y está provista de un pequeño orificio, que se puede taponar y acumulándose dicho líquido corriendo el riesgo de poder infectarse. Este líquido irá acumulándose a lo largo del tiempo, llegando incluso a pasar varios años hasta que al final, se presenta el quiste o absceso.

Este absceso puede aparecer muy rápidamente y suele durar algunos días, notando dicha zona mucho más caliente y abultada o inflamada. En algunos casos y debido a su tamaño, puede ser muy molesto para sentarse o incluso  para caminar, causando un gran dolor al ejercer presión sobre la vulva, llegando incluso a alcanzar un tamaño de 5 cm de grosor.

No podemos decir que exista una causa única para la obstrucción de este orificio y por lo tanto para la aparición del absceso. Pueden intervenir diversos factores, empezando por la ropa ajustada, sobre todo la ropa interior muy ajustada, el estrés, etc. No obstante vamos a hacer una relación de las causas más habituales para la aparición del quiste Bartolino.

  • Por el crecimiento de un colgajo de piel en la zona
  • Debido a infecciones como los Genococo, responsable de la Gonorrea,enfermedad de trasmisión sexual
  • Infección debido a la Escherichia Coli, común en las intoxicaciones alimentaria
  • Por acción de la Clamidia, enfermedad de trasmisión sexual
  • Por la infección de Heamephilus influenzae, responsable de una serie de infecciones como la epiglotis (epiglotis es el colgajo de piel que hay en la parte posterior de la garganta)

Tratamiento para el quiste Bartolino

Si no existe dolor, el quiste ser irá disolviendo por si solo y en unos pocos día habrá desaparecido, no obstante existen una serie de cuidados personales que podemos utilizar gracias a sus estupendos resultados.

loadInifniteAdd(infinite_adv_1);

Cuidados Personales

Si el quiste es indoloro suele desaparecer solo, si duele se recomienda realizar baños de asiento. Los baños de asiento consiste en sumergir la zona afectada en agua tibia durante unos minutos. Repetir la operación cuatro veces al día, con ellos conseguimos que el quiste pueda abrirse e ir drenando por si solo.

Drenaje del Absceso

Se trata de realizar una pequeña incisión en la zona con el fin de poder drenar el absceso completamente, los síntomas automáticamente desaparecerán y la recuperación es muy rápida. Para llevar a cabo el drenaje, este se realizará de la siguiente manera.

  • Se suele realizar con anestesia local y de forma ambulatoria, si necesidad de quedar ingresados.
  • Se realiza una incisión y se introduce una sonda o catéter que se dejará durante unas 4 ó 6 semanas, de esta forma el absceso seguirá drenándose mientras toda la zona comienza a cicatrizar.
  • Tras la operación se deberá comenzar a tomar baños de asiento en agua tibia después de haber pasado un par de día y no deberá tener relaciones sexuales hasta que el catéter se retire.

El facultativo reforzará, en caso de existir infección, el tratamiento con la receta de antibióticos.

Marsupialización

En los casos en los que el absceso es muy frecuente o los riesgos de infección son muy altos, se podrá utilizar un procedimiento quirúrgico, clasificado de cirugía menor y que recibe el nombre de marsupialización.

Este proceso consiste en realizar una abertura de pequeño tamaño que se mantendrá de forma permanente y que ayudará a la glándula a drenar perfectamente. Este tipo de intervención se puede realizar con anestesia local o general. El procedimiento de anestesia general se suele utilizar cuando la paciente está muy alterada o exista cualquier otro motivo que así lo aconseje.

Tras la operación, también se recomienda tomar baños de asiento un par de días después de la intervención, así como queda prohibido las relaciones sexuales durante el mes siguiente.

loadInifniteAdd(infinite_adv_2);

También nos podrán recetar analgésicos para después de la operación, así la recuperación será más rápida y cómoda. Sólo en casos excepcionales, se podrá recomendar la extirpación total de la glándula Bartolino, si los abscesos siguen reapareciendo a pesar de ésta intervención.

Vídeo con información sobre el quiste de Bartolino

También te puede interesar:

En BlogMedicina, esperamos que este artículo te haya resultado de interés, no obstante queremos mostrarte unos enlaces que seguro también te pueden interesar.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos