Escrito por

Sangre de los grupos A y B se pueden convertir en 0

hemofilia-coagulo.jpg

Investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) han desarrollado una forma de convertir los grupos A, B y AB en el grupo 0.

Las carencias de sangre del grupo 0, que es donante universal, pero cuyos portadores sólo pueden recibir sangre de su mismo grupo, podrían solucionarse gracias a un nuevo hallazgo científico.

Además de solventar la falta de sangre, este sistema también podría suponer la realización de transfusiones de sangre más seguras.

La correcta correspondencia de la sangre donada según el sistema del grupo sanguíneo AB0 es crítica para asegurar la seguridad de las transfusiones sanguíneas.

Este sistema de grupos sanguíneos, que es el más importante a tener en cuenta a la hora de practicar una transfusión, fue descubierto en el año 1900. El sistema se basa en la presencia o ausencia de los antígenos A y B en la sangre de un individuo. Las raras ocasiones en los que un paciente recibe por error una transfusión con un tipo de sangre incompatible con la suya continúan ocurriendo, a pesar de las precauciones, y a menudo conducen a graves e incluso fatales reacciones del enfermo, cuyo organismo no tolera la sangre de un grupo extraño.
Por ello, desde hace ya 25 años, numerosos grupos de investigadores en todo el mundo se han propuesto «convertir» la sangre de un grupo sanguíneo a otro.

De acuerdo con los autores del trabajo, el siguiente paso para avanzar en esta tecnología será el desarrollo de ensayos clínicos para determinar si la sangre universal producida por este método es segura y eficaz y si, por tanto, se puede emplear en transfusiones.