Escrito por

Según se informa en un estudio, las tomografías no son de ayuda en la lucha contra el cáncer pulmonar.

cancerpulmon.JPG

Un estudio que se realizó hace muy poco tiempo, indica que la realización de tomografías computadas, tanto a personas fumadoras como a ex fumadoras con el fin de pronosticar tempranamente el cáncer pulmonar, no salva vidas ni tampoco evita el avance de la enfermedad, además puede derivar en tratamientos dañinos para el paciente.

De parte de los expertos se esperaba que los exámenes de este tipo pudieran ayudar a prevenir muertes. Pero en la practica y según investigaciones no se ha modificado el numero de pacientes que mueren de cáncer pulmonar. Aunque sirve para detectar el cáncer, el procedimiento no hace un avance real en la lucha contra el cáncer. Por otro lado, el estudio es de elevado valor y muchos pacientes no pueden acceder a el.

La conocida publicación “Journal of the American Medical Association”, realizó un análisis en las muertes por el cáncer de pulmón, también analizó casos de cáncer avanzado entre un numero de 3.246 fumadores y ex fumadores los cuales fueron sometidos a tomografías durante un lapso de cuatro años. Se compararon las tasas de muertes y los casos de cáncer avanzado, con tasas fabricadas mediante un modelo matemático (el cual se basa en edad, género, exposición a asbesto y también en el historial de fumador), el cual a sido valido para otros estudios que se realizaron previamente. Según el modelo, habría un total de 33,4 casos en los cuales el cáncer sería avanzado y hubo 42. Pero tal vez el dato más importante es que el modelo predijo 38,8 muertes por cáncer pulmonar mientras que hubo un total de 38.

El doctor Peter Bach, dijo “No existen evidencias de que una sola vida fuera salvada, como tampoco de que un solo caso de cáncer fuera evitado”.

Las tomografías si incrementaron el número de diagnósticos de cáncer y de tratamientos, y las personas sometidas a ellas tuvieron más probabilidades de recibir un diagnóstico, así como diez veces más probabilidades de ser operadas que lo predicho. Pero según el mismo doctor, es muy probable que los cánceres que se encontraron por medio de tomografías, simplemente fueran de tan lento crecimiento que tal vez nunca se hubieran desarrollado y causado la muerte. Por lo tanto, no se verificó que las tomografías hubieran detectado cánceres fatales y de rápido crecimiento, que pudieran surgir entre los exámenes anuales.