Escrito por Tendenzias

Síndrome de intoxicación aguda por opiáceos

 drogas.jpg

El síndrome específico de intoxicación aguda por opiáceos es una emergencia vital y consiste en un cuadro de euforia, posterior sedación y letargia, pudiendo llegar a presentarse depresión respiratoria importante y paro cardiorrespiratorio.

Debemos considerar la posibilidad de sobredosis en todo paciente con sospecha de utilización de estas sustancias que presente la tríada miosis, depresión respiratoria y coma.

Su tratamiento debe ser inmediato y consiste en la administración de naloxona (antagonista específico de los opiáceos) a dosis de 0,01 mg/kg vía intramuscular o intravenosa, pudiendo repetir la dosis a los 3 y 10 minutos si no hay respuesta, hasta un total de 2 o 3 veces.

A pesar de la espectacular respuesta al tratamiento, en todo paciente con sobredosis se debe tener en cuenta la presentación de complicaciones tardías (edema agudo de pulmón en las primeras 24 horas), así como la posibilidad de que aparezca un nuevo episodio de depresión respiratoria al desaparecer el efecto de la naloxona que suele durar unos 30 minutos, por lo que siempre está indicado remitir estos pacientes a un centro hospitalario.