Escrito por

Sintomas, causas y consecuencias del raquitismo

Una enfermedad que existe desde hace siglos, el raquitismo se ha relacionado siempre con la mala alimentación ya que suele caracterizarse por una falta de minerales en los huesos del crecimiento, pero queremos explicaros en qué consiste exactamente esta enfermedad. Veamos entonces cuáles son los síntomas, causas y consecuencias del raquitismo.

¿Que es el raquitismo?

El raquitismo se define como una condición asociada con la deformidad ósea debida a una mineralización insuficiente de los huesos en crecimiento. Aunque en algunos casos son causados ​​por un enfermedad renal, el uso de medicamentos o síndromes hereditarios específicos, la insuficiencia nutricional es la causa más común de raquitismo, especialmente en los países en desarrollo.

El crecimiento óseo normal depende en gran medida de los niveles adecuados de vitamina D en suero, por lo que la deficiencia o carencia de esta vitamina está relacionada con el desarrollo de los síntomas musculoesqueléticos y la deformidad en los niños, incluido el raquitismo. La deficiencia de calcio también es probablemente el factor principal que contribuye al raquitismo en algunas regiones del mundo.

El raquitismo se informó inicialmente a mediados del siglo XVII, cuando los niños que vivían en ciudades industrializadas que contaminaban el norte de Europa desarrollaron una grave enfermedad de deformación caracterizada por deformidades y retraso del crecimiento. Con la introducción de la suplementación con vitamina D, el raquitismo se convirtió en un raro diagnóstico en las naciones industrializadas durante el siglo XX. Aún así, a finales del siglo pasado, el raquitismo nutricional reapareció como un problema importante en América del Norte y también prevaleció en las partes económicamente desfavorecidas del mundo donde la deficiencia de vitamina D no se encontraba comúnmente.

Ahora, tenemos que señalar que existen algunas diferencias entre el raquitismo infantil, que durante años fue una enfermedad que afectó a muchos niños, y los adultos.

Diferencias entre el raquitismo en niños y adultos

El raquitismo afecta tanto a niños como a adultos pero para estos lo hace en forma de osteomalacia, que es una enfermedad esquelética caracterizada por una mineralización defectuosa, con acumulación en el hueso de la matriz no mineralizada (osteoide). El hueso así formado es más débil y más suave de lo normal y sufre deformaciones con la carga.

Así, el término osteomalacia se refiere a la enfermedad del adulto, que se desarrolla después del final del crecimiento. El término raquitismo se utiliza, en cambio, para el esqueleto en crecimiento, en el que el defecto de mineralización afecta tanto al hueso como al cartílago epifisario.

La forma más frecuente de osteomalacia se debe a la falta de vitamina D, que puede determinarse por la reducción de la producción corporal, la mala absorción, la enfermedad hepática y los tratamientos anticonvulsivos crónicos.

Síntomas del raquitismo

Los síntomas de la enfermedad son en su mayoría transmitidos por los huesos. Pero no terminan ahí y podemos señalar estos síntomas:

  • Hipotonía muscular, con pérdida de peso y sudoración excesiva en el lactante preraquítico que además tiene orina con fuerte olor a amoníaco.
  • Osteoporosis craneal congénita con la que se produce un debilitamiento de los huesos a nivel ocupacional y parietales craneales, con marcados contornos en la frente.
  • Rosario raquítico, que se caracteriza por un aumento de las uniones condrocostales y nódulos cartilaginosos;
  • Surco de Harrison, una depresión en la dirección horizontal de las últimas costillas y tórax carinado, que hace que estén expuestas hacia adelante con una deformación de la cavidad torácica que, por lo tanto, puede resultar con una deformación de la columna vertebral (escoliosis y cifosis).
  • Abdomen globoso
  • Rodilla Genu Varo
  • Incurvación de huesos largos: fémures, tibias, fíbulas.
  • Metáfisis agrandada en particular de huesos largos, luego muñecas y tobillos.
  • Varismo cada vez más pronunciado.
  • Convulsiones y laringoespasmos.

Causas del raquitismo

Entre las causas del raquitismo, podemos dividir entre aquellas que son genéticas y las que no lo son

Causas genéticas del raquitismo

En algunos casos, las causas se encuentran en la genética y en el ADN. Los genes que son responsables de las vías metabólicas del calcio y la vitamina D.

  • Raquetismo del Tipo 1: raquitismo hipocalcémico, causado por la falta de la enzima que convierte la vitamina D inactiva en activa. Como resultado, la vitamina no se sintetiza y los huesos carecen de calcio.
  • Raquitismo tipo 2: la vitamina D no se adhiere a su receptor, por lo que incluso si se sintetiza, no es reconocida y absorbida por los tejidos, por lo que no cumple su función.
  • Hipofosfatemia familiar: los genes responsables de la absorción de fosfato a nivel renal son anormales y funcionan mal. El calcio y los fosfatos faltan en los huesos y se eliminan de inmediato en la orina. La vitamina D en este caso no está directamente involucrada (se llama resistente a la vitamina D por eso) y, por lo tanto, su administración no resuelve nada.

Causas no genéticas del raquitismo

Si las causas no son genéticas, el raquitismo puede depender de muchos factores entre los que podemos mencionar:

  • Trastornos hepáticos crónicos : no permiten la maduración de la vitamina D. Ejemplo: cirrosis hepática y osteodistrofia hepática.
  • Trastornos renales crónicos , como insuficiencia renal. La vitamina D no se convierte en su forma activa.
  • Medicamentos: barbitúricos anticonvulsivos que inactivan la forma activa de la vitamina D, o medicamentos corticosteroides que reducen la síntesis de la vitamina D con el tiempo, agotando los huesos.
  • Mala absorción en el intestino: enfermedad celíaca , fibrosis quística.
  • La deficiencia nutricional: dieta deficiente en vitamina D.
  • La no exposición al sol: el proceso de conversión de vitamina D no comienza
  • Hipoparatiroidismo: las glándulas paratiroides están enfermas y la hormona paratormona, responsable del metabolismo del calcio, es inefectiva de modo que el hueso se desmineraliza.

Consecuencias del raquitismo

El raquitismo es una enfermedad que debe tratarse de inmediato ya que de producirse cuando son bebés, pueden desarrollar problemas a la hora de gatear o comenzar a caminar. En casos en los que el raquitismo se desarrolla después del año, puede que incluso los niños sean incapaces de caminar.

Por otro lado, de desarrollarse, el raquitismo puede conducir a otras enfermedades como los pies planos, la escoliosis, o la deformación de la pelvis,  mientras que a medida que se desarrolla la etapa escolar, pueden surgir problemas de miopía.

Artículos de interés:

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos