Escrito por Tendenzias

Tromboembolismo pulmonar

embolia-pulm.jpg

La embolia pulmonar se refiere a la presencia de un coágulo sanguíneo u otra sustancia extraña en una arteria pulmonar, que obstruye la circulación que iiriga a ese tejido pulmonar.

La mayor parte de los émbolos pulmonares e originan en trombos de las venas profundas proximales de las extremidades inferiores. Desde ese lugar pasan a través del lado derecho del corazón hasta los pulmones por medio de las arterias pulmonares.

El efecto inmediato del embolismo pulmonar es una obstrucción completa o parcial del flujo sanguíneo de las arteria pulmonares, lo que origina una alteración del tejido pulmonar afectado. Un gran émbolo puede producir la muerte en unos minutos.

Por lo general el embolismo pulmonar se desarrolla en pacientes con uno o más factores de riesgo, entre ellos se destacan la inmovilización en la cama por más de tres días, la enfermedad cardíaca (insuficiencia cardíaca, arritmias), traumatismos como fracturas, enfermedades neoplásicas, obesidad, embarazo, policitemia y el uso de anticonceptivos orales.

La clínica de esta patología se caracteriza por la presencia de disnea súbita, dolor torácico, aprehensión, respiración rápida, estertores a la auscultación, tos, hemoptisis y hasta síncope.

El tratamiento de tromboembolismo pulmonar consiste en la administración de anticoagulantes intravenosos como la heparina y luego a los días de iniciada esta se comienza con anticoagulantes orales como la warfarina. También se pueden utilizar fibrinolíticos como la estreptoquinasa. Reposo en cama, analgesia y oxígeno. En algún caso excepcional se puede requerir la intervención quirúrgica.