Escrito por

Verdades y mitos de los rayos solares

He aquí la verdad sobre algunos mitos que solemos escuchar a la hora de pensar en nuestro bronceado.

rayos solares

–          El sol hace más daño que la cama solar. Es falso, el bronceado artificial resulta tan malo para la piel como las peores quemaduras del sol. Incluso la cama artificial puede ser más riesgosa, ya que la intensidad de UVA de una cama sola es el doble de la que recibimos bajo el sol, además, como uno permanece quieto los rayos inciden de manera directa sobre nuestra piel.

–          El sol en un antidepresivo natural. Es cierto, ya que de alguna manera desconocida hasta el momento brinda energía y estimulación a las personas.

–          El sol favorece el sano desarrollo de los huesos. Es cierto, ya que estimula la formación de la vitamina D, fundamental para los huesos.

–          El sol es bueno para enfermedades del cutis. Es cierto, puede ayudar en la mejoría de patologías como el acné.

–          El sol puede llegar a provocar arrugas y deformidades en la piel. Es cierto, por esta razón es imprescindible ser cuidadosos sobre las horas a las cuales nos exponemos al sol y usar siempre protector.

–          Lleva años hasta que los efectos del sol se manifiesten. Es falso. Ciertos estudios han comprobado que pueden desarrollarse marcan en la piel como pecas, lunares, arrugas y vasos sanguíneos rotos apenas unas semanas después de la exposición al sol.

–          Ciertos medicamentos pueden afectar la piel cuando nos ponemos en contacto con el sol. Es cierto. Algunas personas al tomar ciertos tipos de medicamentos y exponerse al sol pueden presentar urticarias y lesiones en la piel debido a una reacción inmunitaria.

Publicidad

–          Cuando está nublado no es posible quemarse. Es falso. Los rayos ultravioletas atraviesan las nubes en un %90.

Lo más interesante
Publicidad
Top 6
artículos
Síguenos